Archivar como 2008

Disfruten del show

Un año termina y otro comienza, nos hartamos de comer mazapanes, turrones, etc... y a fin de cuentas, lo único que hacemos es salir de Málaga para entrar directamente en Malagón. Llevo todo el día de un sitio para otro pensando en escribir todo aquello que quiero plasmar antes de entrar en un nuevo año y olvidarme por completo de todo lo acontecido en el 2008.

Obviamente, ha sido un año complicado, de grandes cambios en mi vida y para culminarlo, Nochevieja. Fecha que detesto pero quizás las circunstancias me hayan hecho reflexionar más de lo normal sobre dicha fecha y sí, comienzo a pensar que es una puta bazofia (disculpen las molestias).

Siento que la inspiración se me acaba al igual que las ganas de entrar en un año que huele al mismo cinismo que ha reinado en 2008; mentiras, promesas y sueños rotos y como no, desilusiones entre otros menesteres, porque lo auténtico nunca cambia por lo que veo.

Entré tarde en el 2009 ayer, con las preuvas en Sol, con Mariangela Zingaropoli riéndose al otro lado del teléfono móvil y yo emocionada de oír su voz después de un largo tiempo sin mi mitad dominguera. Madrid volvió a arroparme con la mejor de su sonrisas y yo me dejé querer como mejor supe.

A las cuatro y media de la mañana, aproximadamente, inauguraba mi primer recuerdo de borrachera en casa de Señorita T como antaño. Desperté en una cama que no era la mía, en una casa que tampoco era la mía y con una resaca que se ha portado bastante bien conmigo.

Después de desembolsar 60,60 euros y acordarme de lo divertido que va a ser este año el apuñalamiento mensual del abono transporte. Sólo me queda agradecer a todos aquellos que han hecho que este año, 2008, fuese menos traumático para mí. Esta vez no voy a poner nombre a mis héroes puesto que ya saben lo importante que son para una niña de 21 años que no ha dejado de soñar despierta.

Feliz año a todos aquellos a quienes aprecio, adoro y quiero. A los restantes, que les den por culo y disculpen de nuevo las molestias de ver palabras malsonantes escritas sin pudor, pero aún siendo fechas señaladas soy de la opinión de que "el agua clara y chocolate espeso" que para cinismos de los malos tenemos un año entero por delante.

Disfruten del show

¿Propósitos de Año Nuevo? Sí, claro. Pero no los revelaré tan pronto ^^

Escrito en | Dejar un comentario

La Bitácora de los asuntos pendientes

Levantarme y entender que anoche fue un capítulo que recordaré el resto de mi vida con una amplia sonrisa es algo que no tiene precio. Después de años de sufrimiento, o mejor dicho de rencor descontrolado, en mi mente ya no queda nada y es que como anuncia mi nick, el tiempo pone a cada una en su lugar.

No me arrepiento de llegar a Bitácora ya con un gran estupor cosechado en otros antros de corrupción de Mordor y es que a veces, y muy a mi pesar, debo admitir que esta ciudad es tan buena como cualquier otra para disfrutar con noches que sabes que serán únicas y genuinas por lo que en ellas puedes encontrar.

Tendría que intentar no mencionar al "Bicho" y menos aún, la paliza que nos dio a Mamen y a mí por utilizar las bonitas y asombrosas palabras de "somos novias" que tanto mal desatan en hombres sin dos dedos de frente puesto que a partir de ahí, una bestia humana se forjaba frente a nosotras repleto de preguntas y mitos absurdos de los cuales, nosotras tan sólo escuchábamos y reíamos no siempre en el mismo orden.

La broma nos salió cara quizás no tanto como mis asombrosas compras realizadas en treinta minutos en la tienda de Ollie donde desaté mi pasión y como no, me exhibí de la mejor manera mientras Ana, cual voyeur desubicada intentaba comprender el porqué de mis andanzas en sujetador por la tienda con tanta naturalidad y sobre todo, como no sucumbir a los encantos de un cortavientos por el módico precio de 80 euros.

Las miradas al entrar en Bitácora se sucedieron, todo ocurrió demasiado rápido y mi nerviosismo aumentó considerablemente pero recordé una canción de Los Piratas (grupo que me ha forjado de pies a cabeza) y entendí que las cosas hacía mucho tiempo habían cambiado. Es más, descubrí que mi sonrisa puede hacer encoger a gente que durante años me ha hecho vivir con miedo y ahora, "ya nadie es mejor que yo".

No recuerdo el número de copas que me bebí pero se que me salí con 50 euros y se han reconvertido en "amada" calderilla en mis bolsillos. Pero ni con esas dejo yo de soñar con una noche como la de ayer, donde planté cara a un pasado que hacía mella en mí y al cual invité gustosamente a un chupito sin esperar nada a cambio.

Por cierto, supongo que se me han pegado malos hábitos de ciertos amigos y me da por la cleptomanía etílica. La verdad es que todo el mundo tiene algo de Winona Ryder, así que no se porque asombrarse tanto. La cuestión es que no he perdido facultades y Mamen aprende deprisa. Ayer jugamos el partido más importante de nuestras vidas y Argentina, mordió el polvo nunca mejor dicho.



P.D.: Otra tarea tachada de la lista. Ya sólo quedan un par de ellas.

Escrito en | Dejar un comentario

Mi vida cristalera

Dos cañas,
un bar,
una conversación entre amigas,
un tiroteo.
Simplemente, Madrid.

Así es como termina mi lunes. Entre escalofríos y extraños pensamientos que no terminan de cuadrar en una cabeza que ha visto pasar el resto de su vida a través de la cristalera de un bar al que Nerea y yo decidimos entrar, y del que jamás podremos olvidarnos.

Tan sólo tres mesas permanecían ocupadas cuando ocurrió todo. Que no importa para nada el porqué sucedió y que ahora mismo, me sobran las imágenes de las balas en cada una de las piernas que sangraban mientras agonizaba en el suelo.

Es curioso, siempre me he reído de aquellas películas en las que un hecho así, les cambia la vida a los protagonistas y ahora, se que es cierto. Hoy por hoy sigo viva por circunstancias del destino pero piensas ¿qué pasaría si aquel hombre hubiese entrado en el bar?

Los flashes en mi cabeza se suceden uno tras otro, tampoco se como escribir el blog más extraño de mi vida. Tan sólo puedo afirmar que mi mente se encuentra fuera de servicio y en un amargo desenlace que era tan factible como cualquier otro.

Recobrar la tranquilidad incluso sentada frente al ordenador de mi habitación es difícil. Supongo que por ello, vivir cada día como el último de ellos hace que me den ganas de gritar todo lo que guardo en mí y que no deja, al fin y al cabo, liberarme de mis ataduras. Y ahora comprendo a quién piensa así.

Mañana Madrid se levantará como si no hubiese pasado nada, que será una anécdota en la vida de todos los que allí nos encontrábamos. El miedo quedó reflejado en muchas de las caras que ahora recuerdo, sin embargo, mi cara permaneció quizás inexpresiva pero mi cerebro se aceleró demasiado al pensar.

De manera consciente, me encontré pensando en ti, en la imposibilidad de volver a verte y fue cuando sentí un miedo que me recorría cada poro de mi cuerpo. Con esta canción nos conocimos y con ella soñaré hoy porque mi vida comienza de nuevo y no voy a rendirme. Te quiero.


Escrito en | 2 Comentarios

Tiritas de Mickey Mouse

Porque al levantarme de la cama mis ojos ya brillaban y no podía hacer otra cosa más que llorar sin consuelo. Fría y arrolladora es la vida y quizás somos los humanos quienes la complicamos demasiado.

Los amores olvidados, los que resurgen de las cenizas, los que jamás se olvidan por estar tatuados, los que eletrifican y desatan pasiones ocultas, los que enseñan y como no, los no correspondidos. Porque todos ellos son secuencias de vidas y la mía es eso, puro amor proyectado.

Todos ellos desaparecieron con la llegada del sol un domingo como hoy y me encuentro en una casa de puertas cerradas y donde el silencio es la única compañia que la niña de las sombras encuentra. Que es obvio que mi vida ha cambiado, y comienzo a dominguear sin arte por sentirme incompleta y es algo que detesto.
- ¿Cómo Teodoro requiebran los hombres a las mujeres?
- Como quién ama y quién ruega vistiendo de mil mentiras una verdad y esa, a penas.
- Si pero ... ¿con qué palabras?

- Si cuando ve que me enfrío, se abrasa de vivo fuego y cuando ve que me abraso, se hiela de puro hielo.
Porque hoy echo tanto de menos que me duele eso, el corazón parcheado a base de tiritas de Mickey Mouse, que bombea sangre aún, para así darle menos dramatismo a este asunto que tan asqueada me hace sentir.

Escrito en | Dejar un comentario

La cuesta de diciembre

Después de dos mandarinas, un plátano, una tostada y un zumo de naranja comencé esta mañana a pensar que mi día podría ser más que sugerente, incluso que podría ser impresionante pero me equivoqué como hacía tiempo no solía y es bastante malo acostumbrarse a llevar siempre razón con tus propias predicciones.

Últimamente las cosas se han vuelto del revés y aún habiendo tenido suerte con el tema del trabajo de Redacción Periodística y por fin, poder dormir tranquila después de tanto sufrimiento con aquella bola del mundo que Dios sabrá de donde salió en mi nuevo terminal telefónico, si me paro a reflexionar la situación no hay mucho por lo que ponerse a sonreír.

Estoy sana, llevo al día los apuntes y trabajos de la universidad, no me han despedido del trabajo aún, tengo tan sólo cuatro exámenes de los que examinarme en febrero y así con infinitud de pequeñas cosas que me hacen levantarme con energía. Sin embargo, quién me conoce sabe que no todo es tan perfecto y a veces echo de menos poder hablar como antaño.

Ciudad Real enturbia mi mente y a veces pienso que es mejor alejarse para no ser consciente de lo que le ocurre a las personas que quiero. "Ojos que no ven, corazón que no siente" y es que después de cinco meses con esta frase como base de tu propia creación y destrucción pues aprendes a usarla según más te convenga.

Mi tranquilidad se vio alterada con mi viaje, más tarde con mi fugaz despedida de Maura y hoy, al llegar a casa, un nuevo escalofrío recorre mi cuerpo al tener que despedirme de Mariangela, ¿qué decir si no tengo palabras? La mitad de mi equipo dominguero se marcha y me siento vacía con tanta habitación sin princesa.

La Casa Roja se decora con motivos navideños que cogerán polvo mientras nuevas personas llegarán, otras retomarán sus vidas madrileñas a su vuelta y las restantes quedarán en recuerdos vividos. El día 19 de diciembre la habitación M cierra por navidades, mientras que el salón de Ana y la habitación de Erica se verán enturbiadas próximamente por posibles estudiantes "tapadera".

Creo que a partir de hoy, ya nada volverá a ser como antes ...

Escrito en | Dejar un comentario

Teletipo hacia Mordor

Vuelvo a Mordor esta tarde STOP Mi terminal telefónico carecerá de cobertura en mi viaje STOP Entre Madrid y Mordor existe un vacío espacial STOP Tengo una calesa STOP Lorena me ha rallado el caballo STOP Espero que a mi vuelta ya no tengas telarañas STOP Adori a mi marida de Economía STOP Soy la niña de las sombras.



Día 19 de diciembre tengo una cita con Those Dancing Days
y otras personalidades de alta alcurnia provinciana ^^

Escrito en | 1 Comentario

De luces, muñecas de Famosa y cervezas

La cuestión es que me dispuse a disfrutar de un día de mis vacaciones a mi manera con luces navideñas repartidas por toda Madrid, belenes y como no, fotografías que recordar el resto del invierno y no estuvo del todo mal si no fuese porque llegué a casa peor que las muñecas de Famosa.


El frío y el aire hicieron que muriese por momentos, pensé en volver a casa pero mi cabezoneria y tesón por observar las luces de Navidad que tanta curiosidad me causan pudieron con todo ello y es que a veces, surge en mi una voluntad no humana y me da igual ocho que ochenta. Asi que no abandoné la misión y seguí con el plan hasta el final. Mi recorrido a grandes rasgos fue:

Casa Roja - Paseo del Prado
Paseo del Prado - Sol
Puerta del Sol - Callao
Callao - Gran Vía
Gran Vía - Chueca

Chueca - Casa Roja
Puedo estar loca por andar todo ese recorrido y decidir no coger ni un solo autobús o metro pero era un día de caminar, reflexionar y sobre todo, de tachar algo de mi lista en una tarde con confesiones en bares por los que siempre pasé de largo y que hoy tienen un lugar en mi extensa ruta de tapas por Madrid. Ciudad Real en eso gana por goleada y quién no se lo crea que arda en el inferno de Mordor, no sin antes comprobarlo.


Estimado Sr. Mamarracho le recomiendo llegar a nuestro barrio y mirar al cielo, verá la adorable contaminación de Madrid y todas esas luces que me hicieron sonreír absurdamente por un largo tiempo. Creo que podrá aliviarse puesto que por fin se sentirá como en casa.



P.D: Those Dancing Days en concierto y ahora con alto poder adquisitivo sin recurrir a la prostitución. La suerte llama a mi puerta ...

Escrito en | Dejar un comentario

Por la vida con muchas luces

Madrid se ilumina con nueve millones de bombillas y yo que siempre fui un poco eufórica con el tema de las luces de colores pues me ha dado por ponerme a leer periódicos por Internet y mis carcajadas han sido asombrosas obviamente por informaciones como:
"Cada año el ayuntamiento de Madrid ha apostado por una iluminación atrevida y sobre todo que consiga atrapar a los ciudadanos en ese 'espíritu navideño' que flota en el ambiente durante estos días".
¿Qué el espíritu navideño flota en el ambiente? Vaya y yo que pensaba que era la crisis económica que nos hará comer a todos estas fechas bocadillos de choped, aceitunas en vez de uvas y como no, desenterrar viejos regalos que jamás nos gustaron para futuros regalos que hacer el prójimo.

Sin embargo he de decir que es agradable salir a pasear por mi barrio.Y digo mi barrio porque eso en Ciudad Real no se estila pero siempre quise expresarme en términos barriobajeros sin avergonzarme de creerme, por un momento, Belén Esteban puesto que muchos deberían aprender de su don de palabra, su extenso vocabulario soez y sobre todo, de esa cordura insultando y amenzando con el dedo índice.

Mi barrio, Atocha, huele a calamares, castañas asadas, turistas desorientados y como no, top-manta legalizado puesto que la Policía pasea pero no detiene, aunque quizás sea el efecto navideño que tan de apogeo está.

La cuestión es que me he dispuesto a disfrutar de un domingo madrileño de estar por casa a mi manera con mi inestimable compañera de batallas domingueras, Mariangela. La misión encomendada: La cama perfecta con la postura equivocada. Nuestro equipo se puede definir como el equilibrio entre Ferrari y Seat o Valentino y Antonio Ardón (véase en Google). Además, contamos con la fabulosa asistencia de princesita Awelilla en todo su esplendor y quedó latente que "mi habitación no es país para cojas", la reina del Stepmania sigo siendo yo.

Escrito en | 2 Comentarios

'Teléfono de aludidos' [Parte II]

No es que sea un domingo cualquiera, sino el último día del Señor de un mes que muchos calificarían como voraz y que yo en cambio, recordaré como arrebatador. Comencé el mes en Torino, a mediados me teletransporté a Mordor y lo finalizo con un armario que no encuentra percha libre para la cantidad de ropa que se acumula en bolsas por mi pequeña pero armoniosa habitación a la que tanto adoro.

Podríamos decir que estoy de buen año, podriamos decir que el frío espabila mis neuronas y me convierte en un ser frío y calculador en base a mis movimientos, y es que se podrían decir tantas cosas de una persona que oficialmente se encuentra decepcionada de tanta gente, que quizás, al finalizar la entrada se pueda también añadir el calificativo de pordiosera, verdulera o también, maleducada.

Sinceramente estoy hasta el coño de la incomprensión "amigable" que surge al no poder compartir minutos conmigo, y es que mi vida en Madrid es todo menos tranquila y apaciguada. El estrés, las prisas y el House me mantienen alerta y a veces siento que juego al escondite con la Policía o algo parecido. Ahora no hay nadie a quién culpar de mi ausentismo y os perdéis en vuestros propios pensamientos divagando el porqué de todo este comportamiento, de mi cambio radical, de un desamor amigable que, siento admitir entre risas, nunca fue amor.

No soy famosa pero mi mente se siente así y se comporta a veces como tal. En el fondo, todos somos protagonistas de nuestra propia realidad y no voy a cancelar planes si con ellos me codeo de la sociedad de alta alcurnia ciudarraleña. Siempre hubo prioridades. Mi cuaderno organiza mi agenda, mi agenda organiza mis citas y mis citas ya están confirmadas para esta primera semana de mes, Diciembre. ¿Huecos? Siempre hay, sería absurdo negarlos, o se pueden hacer, otra cosa es que me agrade.

¿Qué se llama egocéntrismo, egoísmo o toda palabra que proviene del latín ego? Si, lo siento pero últimamente tengo un exceso de autoestima que me hace incluso cosquillas en los pies y vivir en un extásis que debe ser parecido al de Santa Teresa con el misticismo. Me siento afortunada. Es posible que la Navidad todavía no haya envenenado mi mente.

Además, de vez en cuando hago milagros, una de ellos es la de escribir dejando patente mi mensaje entre líneas. Será que no tengo el coño para farolillos con tanto cínico suelto que me aflata y me atora como nunca antes me había pasado. Tendré que investigar el porqué otro día.

Un consejo para los aludidos de la última entrada:

"metanse el cinismo por el culo
seguramente les hara vibrar de placer
y asegurense de guardar sus secretos inconfesables
siempre a buen recaudo"
(La niña de las sombras)

Atención de aludidos: clavopuñalesdelosricos@hipocritasweb.com

Disfruten del show :)

Escrito en | 1 Comentario

'Teléfono de aludidos' [Parte I]

Llevo días sin escribir y ahora, la pereza por contar todo lo acontecido en esta justificada ausencia aumenta considerablemente si pensamos en el día en el que nos encontramos hoy. Domingo 30 de noviembre.

Rememoro notas y post it que he ido acumulando sin más finalidad que encontrar un hueco en agenda y trascribirlos al ordenador. Ahora es ese hueco, ahora comenzaré a hacerlo sin más y a quién no le agrade lo que lea puede dirigirse al nuevo correo electrónico de aludidos.

Tengo ganas de escribir ...
Tengo demasiadas ganas de escribir ...
Se que no puedo hacerlo ...
Se que no puedo hacerlo por educación ...

Tan sólo preguntaré en alto:

¿Por qué huele a tanta mentira e hipocresía?
¿También formas parte de esa escoria?

Atención de aludidos: clavopuñalesdelosricos@hipocritasweb.com

Escrito en | Dejar un comentario

Teletipo desde Mordor

Llevo desde el miércoles tarareando una canción, ¿por qué es tan sumamente grande?



Vuelvo a Madrid esta tarde STOP Mi terminal telefónico carecerá de cobertura en mi viaje STOP Entre Mordor y Madrid existe un vacío espacial STOP Tengo una calesa STOP Quedamos en Atocha STOP Nos emborrachamos en Chueca STOP Adoro a Wally STOP Espero que ya no tengais telarañas STOP Soy la niña de las sombras.

Escrito en | 4 Comentarios

No esta tan mal

Ciudad Real se ha convertido en un gran antro de corrupción, quizás es que llevo demasiado tiempo sin aparecer pero la verdad es que con el tiempo ha cambiado, se ha vuelto más poligonera, más incorrecta, más como yo y tan sólo puedo mostrarle mis más sincero respeto y adorarla como jamás he sabido o simplemente, he sido yo quién ha cambiado su punto de vista sobre la ciudad que me vio crecer odiándola a muerte.

Aquí los poligoneros o chonis no suelen sacar a relucir oros por la calle, y es que a mí ese detalle me tiene muy preocupada, he llegado a pensar que como buenos hijos de provincianos aprenden entre encuentro y encuentro social en Radikal de grandes maestros las nuevas tendencias de la capital, porque supongo que tienen sus propios rangos dependiendo de lo alto que se suban los calcetines, ¿no?

He revivido mis fiestas nocturnas y ahora recuerdo porque era mejor no beber. He descubierto entretenimientos del pasado y me he reído como nunca al convertirme en el objeto de miradas desafiantes y curiosas, por decir algo no sexual, de personas preocupadas por el aparcamiento de sus vehículos de gran tonelaje por ser zona azul. En Ciudad Real reina el pachangueo de puta feria y sobre todo, el house y electro. Yo iba con Julio Alberto de la mano y Mamen se esforzaba por reconocerme puesto que yo estaba en pleno apogeo con un estupor mágico y cósmico.
¿Puedes explicarme que ha sido eso?
Un reconocimiento ¿por qué?
Joder, quién te ha visto y quién te ve.
En fin, que al día siguiente a renovar el pasaporte con toda mi resaca encima para después, terminar andando por el Prado, un parque cercano a casa, preguntándome porque aquel pájaro había osado cagarse en la manga de mi abrigo Carhartt y dirección El Acuario porque había vuelto a sucumbir a los encantos de mi querida Mamen Cañizares, otra Cañi, e iba directa al matadero de mediodía por segundo día consecutivo. Tocaba irse de cañas y no morir en el intento de salir del bar sin trompear. Adoro las tapas de aquí.

La gilipollez de los snobs sigue siendo la misma y evidentemente, hay cosas que nunca cambian pero la verdad es que es fantástico salir de copas, cañas y demás actos sociales que requieran la inestimable mezcla de amigos y alcohol para encontrarte con gente indeseable y demostrar la zorra que llevas dentro y que últimamente, decide relevarse sin más. Porque ya no hay más miedo y lo mejor es que miran sin saber que hacer. Por cierto, en Ciudad Real tienen a su propio Wally y resulta que también es amigo de Julio Alberto porque iba tan fino esa noche como yo, xD!!

Presiento que volveré muy pronto, Ciudad Real no está tan mal ^^.

Escrito en | Dejar un comentario

A La Mancha, manchega

Acabo de coger el tren destino Ciudad Real, es decir, mi ciudad natal o más conocida también por el seudónimo de Mordor para aquellos que bajo la influencia de mis escritos o conversaciones han visto refinado su vocabulario con tan magnifico término.

Evidentemente, no guardo esperanzas de ver cambios drásticos sobre provincianos y menos aún que hayan aprendido a contener sus ansias o impulsos ciegos de gritar "ya voy pa'l pueblo" en el AVE, aunque exista una grabación al comienzo del viaje que deje bien claro en diferentes idiomas que hacer para poder usar el móvil, pero hay cosas que nunca cambian o son difíciles de comprender.

Mi viaje es pacífico, de ámbito familiar y tiene como finalidad ponerme al día sobre dicha ciudad y lo que en ella se cuece. Así que he decidido disfrutar de todas y cada una de las miradas que me dedicarán los provincianos al verme aparecer y sobre todo, enseñar bien los dientes porque eso, a fin de cuentas, es lo que les jode.
¿Cómo será de genial mi aparición por tierras manchegas?
¿Cómo será morir como antaño en los bares de siempre?
¿Cómo será volver a discotecas que no visitaba hacía años?
¿Cómo será ir de compras y necesitar una Kangoo para tanta bolsa?
Querida Lorena se que Ciudad Real es lo menos, pero a veces sorprende y deseo que seas consciente de lo que hablo. Por todo ello, considérate oficialmente invitada al hogar de Cañi, donde salir de cañas será llorar de la emoción por las tapas, ver para no creer, y como no, tocarse y gustarse tanto que vale la pena.

Escrito en | Dejar un comentario

Aluciná no, lo siguiente, endrogá ...

Estoy eléctrica, eufórica y extrañamente alterada. Si pienso o hago un intento de ello solo puedo reír y la verdad es que la situación me gusta demasiado, es como encontrarme bajo los efectos de las choco-setas que tanto me hicieron reír antaño, cuando mi época de "drogoINdependiente" estaba en pleno auge.

Quizás debería tener en cuenta que toda esta situación ha sido producida por las dos Coca Cola light y Red Bull que mi estómago alberga entre otros menesteres y así estoy que me voy de fiesta con Julio Alberto (íntimo amigo de Nerea y mío).

Para aquellos que dudan de mí supervivencia debo informarles que no soy un héroe y aún así, no he muerto. No descarto la idea de explotar y mandar a pique todo el edificio aunque seguro que prefieren sacrificarme antes mis compañeras de piso.

Paso de seguir viviendo en este día, estoy delirando y empiezo a oír a Nerea en las profundidades del mar que medio enloquecida y borracha me grita: "Gatito luego que si la abuela fuma porros y no reparte. No te endrogues tanto y comparte". Y despierto y pienso: ¿Endrogarme? Sí o más, anda y peinate, xDD!!

Escrito en | Dejar un comentario

Día 17 de noviembre

Hoy me levanto de la cama con la cara pegajosa de las lágrimas.
Hoy no quiero vivir este día que tan malos recuerdos me trae.
Hoy no me apetece escribir demasiado, por ello me convierto en canciones.




Tu me enseñaste esta canción mientras te abrazaba, yo hoy no puedo hacer eso.
Me conformo tan sólo con que leas esto.

[Editar entrada - Borrar "Despistaos - Un beso y nada más"]

Escrito en | Dejar un comentario

Síndrome de Estocolmo o más

Hoy vuelvo a llegar a casa ya bien entrado el sábado con una gran sonrisa dibujada en la cara después de haber sido secuestrada un viernes más al salir del trabajo. Mi gafas de sol me protegen de la realidad y es que últimamente mis secuestros se están volviendo una rutina que empieza a gustarme demasiado.

Comer sushi y pagar con una sonrisa dando simplemente las gracias y ser testigo de todo esto en primera persona es algo que adoro. Despertar en un sofá arropada, darme la vuelta y encontrarme la cara de Señorita T no es ya algo extraño, pero el hecho de tener que contener la risa a escondidas por sus peculiares gruñidos mientras duerme es algo imposible de asimilar.

Levantarme, ver aparecer a Kate Moss en bragas y camiseta pidiendo agua a gritos mientras comenzamos a reír al rememorar el largo viaje que realizamos ayer, es algo que no se ni cómo describir. Podría decir que fue pausado, saboreado, disfrutado y como no, un poco violento como siempre me ocurre pero al momento, se esfuma esa sensación y le suceden otras mejores. Simplemente puedo escribir que amo la rutina que comienza a las 22.03 de los viernes y que debería acudir al médico porque estoy desarrollando el síndrome de Estolcomo quizás.

Busco las llaves en mi bolso, abro la puerta de mi casa y así es como termina otro viernes más llegando el sábado por la mañana a casa ...

Escrito en , | 1 Comentario

[Cap. 8] Principio, final y punto final

Mis entradas en el blog son para un público que crece sin iguales que no me conoce y que evidentemente, no entiende lo que por mis venas llega a correr. Sin embargo, esta entrada es para ti y para mí, y en menor medida para todos aquellos que nerviosos esperaron mi llegada a España y que me apoyaron hasta el final sabiendo que este viaje cambiaría el curso de mis futuras decisiones.

Hoy recibo elogios y sonrisas porque me ven feliz y segura de mi misma, descubren poco a poco que la carta que un día encontré en mi mesa no ha supuesto más que un mal sabor de boca a causa de un caramelo de anís de los que tanto odio porque mis dudas han sido resueltas.

Después de rememorar situaciones, lugares de interés, frases míticas y personas que apuntaría en mi Moleskine, sigo teniendo un asunto pendiente que ahora mismo pretendo tacharlo de mi lista, porque he decidido que este año eliminaré el máximo de ellos y me presentaré en el 2009 resurgiendo de mis propias cenizas como antaño hice.

Si pienso en mi viaje podría encontrar millones de palabras para definirlo. Si pienso en lo primero que, realmente, me estremeció al llegar pienso en ti, en la sonrisa que encontré al divisarte en aquella ciudad y en aquella estación.

La ciudad enmudecía, yo aguantaba las ganas de gritar y de llorar y pienso en lo asombroso que fue encontrarte frente a mi, porque no hay nada más excitante en mi vida como olvidarme de todo y por fin, poder abrazarte como hacía tiempo que anhelaba y había imaginado tantas veces las tardes de sábado tirada en la cama mientras veía la televisión.

Y ahí estabas tu, con los pantalones que dijiste que llevarías para localizarte pero sabía que mis pasos inconscientemente me llevarían a ti y así fue como te encontré, frente a mí, sonriendo y yo con las manos temblorosas sin saber que decir, tan sólo, con unas fuerzas inagotables para abrazarte y hacer que se parase el tiempo en aquel mismo instante en que te sentí abrazándome cuidadosamente como si fuese a romperme.

He saboreado palabras, canciones, sonrisas, comidas y centenares de detalles que hoy rememoro en los vagones de Renfe y me hacen sonreír absurdamente mientras la gente me observa sin comprender.

He pasado horas tirada en una cama viendo cómo ibas de un lado para otro mientras me sentía completa y no echaba de menos nada, haciendo cosas que para el resto del mundo no tendrán ningún tipo de interés, pero sin embargo, he sido tan feliz así, que me asombro de mi placentera inactividad.

Me importa poco lo demás, de sobra sabes que siempre me gustó pasear sin rumbo y me quedo con cada una de las conversaciones que he mantenido contigo cada segundo que hemos permanecido de autismo social.

Me vuelvo a España sin conocer Torino, con asuntos pendientes ya zanjados y conociéndome mejor a mí misma, sabiendo lo que quiero, por lo que lucho y sobre todo, por quién, a día de hoy, seguiré dando mi vida.

Te quieri ^^


P.D: Espero que éste si te haya gustado ;-)

Escrito en , , | 1 Comentario

[Cap. 7] ¿Halloween no fue ayer?

Snobs disfrazados yo creo que aún de Halloween porque miedo daban y abuelos que hacen la 13-14 con una fluidez pasmosa debido a su duro entrenamiento en el INSERSO. eso si, mientiendo a la sociedad como beyacos diciendo que van a jugar al bingo a Benidorm.

Realmente lo que hacen es agudizar los sentidos para colarse allí donde una cola haya de por medio como por ejemplo supermercados, mostradores de facturación, transportes públicos, etc. Las buenas costumbres no cambian en aquellos "maravillosos" ancianos que no piden disculpan aún arrolando tu pie con una maleta.

Lo único tranquilizador del viaje de vuelta fue ver claramente a Serena van der Woodson (véase Gossip Girl) disfrazada como auxiliar de vuelo, que no azafata, de esa gran compañía llamada Iberia paseandose por la puerta de embarque, cogiendo el teléfono y, hablando italiano y castellano con su compañera, menos agraciada que ella, según le apetecía con esa seguridad que siempre parecen poseer los auxiliares de vuelo.

Aún así, me sentía nerviosa. La ausencia de mi monja particular y las cosquillitas que me producían las turbulencias en la boca del estómago no ayudaban demasiado a un equilibrio anímico puesto qeu hoy, no habñia salvación divina pero como he dicho antes, sí auxiliares de vuelo con caché y una tormenta a nuestros pies que desde mi ventana podía ver claramente, puesto que los flashes no eran japoneses de "turistiqueo" sino relámpagos con categoría.

Como hubiese dicho mi abuelo: "sarna con gusto, no pica" y es que viajar es mi perdición y mi maleta siemplemente estaba triste de volver a casa después de haberselo pasado tan bien paseando por su patria, porque al fin y al cabo, la maleta que tantas aventuras me ha hecho vivir es italiana.

Para culminar un viaje como éste, rememoro palabras de 'Que sea whisky mejor' (véase Cap. 1 - Torino) y a las pruebas me remito:
La verdad es que vuelvo a casa recordando que mi viaje comenzó y terminó de la misma manera, apostando por letras y números que combinados resultan ser el resultado de un destino, a veces deseado y otras muchas, detestado.

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 6] Culturizandome que no es poco

Cada día me asombro más. Después de haber visitado Torino y haberme documentado hoy para escribir esta entrada, he descubierto que he visitado la Catedral y la mayoría de los monumentos que la Wikipedia refleja al buscar el término Torino.

Ahora me siento un tanto gilipollas, llegué allí sabiendo que es la ciudad de un gran equipo de fútbol, Juventus Football Club, aunque no sea un deporte que me llame demasiado la atención. Así que haré un pequeño resumen de lo que en aquella ciudad puedes encontrarte:
  • Palacio Real: bonito pero la visita a su interior dicen que calidad-precio no interesa (Rumbas, Sergio y Sr. Mamarracho lo confirman).
  • Palacio Carignano: vi su fachada y ahora es el Museo Nacional del Risorgimento Italiano.
  • Palacio Madama: la fachada es preciosa pero no llegamos a entrar, nuestro itinerario no nos lo permitía.
  • Catedral: en ella se conserva la Sábana Santa con la que se dice que fue cubierto Cristo después de la crucifixión, vi la réplica en una Iglesia y yo no vi ni cara ni nada, tan sólo quemados de plancha simétricamente reproducidos.
  • Museo Egipcio: tampoco estaba dentro de nuestro itinerario.
  • Mole Antonelliana: (véase Tirate de la Mole, de la Mole tirate).
  • Galería Sabauda: tampoco fui a verlo, quizás ya la próxima vez.
  • Parque del Valentino: grande y precioso, una lástima que no viese el accidente con el carrito de unos poligoneros dando vueltas de campana cuesta abajo con uno de ellos (Rumbas, Sergio y Sr. Mamarracho lo confirman).
  • Basilica di Superga: hacía mal tiempo y no subía, quizás en un viaje próximo con mejores temperaturas y menos lluvia.
  • Basílica de María Auxiliadora: no fuimos pero evidentemente, como seguidora que soy de ese gran hombre, San Juan Bosco iré en mi próxima visita. Es por decirlo de alguna manera un Santo Tomás de Aquino para los estudiantes de Formación Profesional.
  • Piazza Castello: centro neurálgico de los skaters y donde me podría haber pasado toda la tarde haciéndoles un reportaje fotográfico.
  • Museo Pietro Micca: nos enseñan las galerías subterráneas que posee Torino en su subsuelo y que fueron usadas para la guerra franco-italiana. Pietro Micca, a todo esto, es la persona que hizo estallar una bomba para evitar el avance de los franceses.
  • Gran Madre di Dio: mejor panorámica de Piazza Vittorio Veneto.
  • Porte Palatine: es parte de la muralla antigua y hay unas excavaciones muy curiosas.
  • Otros puntos de interés como las diferentes iglesias distribuidas por la ciudad que siempre son algo muy turístico y también, el aperitivo (véase Peregrinaje a Luigi Tarino).
He pasado mis otras noches en un bar que llevaré conmigo por siempre en el recuerdo y al que pienso volver en mis próximos viajes, si los hay. Caffe Rossini se llama mi nuevo lugar de culto, en él he visto las estrellas y me he relacionado con camioneros que hablaban español mientras fumaba en la calle, puesto que no está permitido y tampoco es tan grave como me imagine al principio. La verdad es que no hay nada como ir sintiendo el auge de un estupor para hablar con gente desconocida.

Algo que también me sorprendió mucho, y yo creo que era por lo fina que iba yo esa noche, fueron los camiones de basura que allí son naranjas. Las basureras o recogedoras de basura se molestan si haces fotografías al camión e intentan intimidarte, pero el problema es que mi italiano aún es muy primitivo, y no podía decirles que es un trabajo muy digno ademas de no saberles explicar lo que sucedía (véase De contenedores, circos y gafas) pero es normal, yo ya había sucumbido a la llamada de mi estupor tras salir de Caffe Rossini y nos tocó acelerar el paso para evitar posibles agresiones.

Por cierto, esta prohibido irse de Torino sin probar antes un helado de GROM, una heladería en la cual hice 10 minutos de cola para ser atendida. La espera mereció muchisimo la pena, porque estremecí del placer que me dió llevarme a la boca un verdadero helado y, no la bazofia de Frigo y similares que en España vivimos engañados como chinos.

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 5] Peregrinaje a Luigi Tarino

Aprovechar el tiempo en Redacción Periodística se ha convertido en horas de escritura libre sobre mi polémico y adorado viaje en mi blog ‘Per l’apunto’ que compré en mi hipermercado personal, es decir, aeropuerto Milano Malpensa.

Como periodista sin vocación que sigo considerándome tuve que usurpar un bolígrafo con la técnica más vieja que realizo y que he bautizado como “no me había dado cuenta”, así que después de firmar el ticket de VISA, me fui con el bolígrafo como si no fuese una cleptómana asquerosa.

He tomado referencias que ahora pienso relatar y que apunté como “come y explota” puesto que desde que Mariangela y Maura entraron en mi vida, el mito del aperitivo se instaló en mi cabeza y en el saco roto que he desarrollado como estómago insaciable.

Eran las ocho de la tarde, decidimos entrar en una cafetería en la plaza Victorio Veneto y pedimos el aperitivo, que principalmente consiste en pagar una copa, refresco, cerveza e hincharse a comer en un buffet que tenía de todo por el precio módico de ocho euros hasta aproximadamente las diez de la noche.

De allí no se cómo conseguí salir, puesto que me sentía obesa perdida y torpe como la que más con una angustia que me mataba mientras paseaba por Vía Po. La morriña de haber comido demasiado ralentizaba mis pasos y el camino a casa se convirtió en un auténtico peregrinaje a Triana por caminos polvorientos siendo asmática y sintiéndome como Carmina Ordóñez con los pies “cocacolos” perdidos.

Debo destacar que Vía Po es una calle muy importante en la que extrañamente sólo encontrarás tiendas de ropa interior femenina, calzado y helados. Además es una ciudad que no tiene Burguer King, ni Starbucks, tan sólo un McDonalds que funciona como un baño público y que evidentemente, he llegado a pensar que Vía Po es como una Gran Vía a lo italiano pero sin luces y personajes de ‘Compro oro’.

Recomiendo el aperitivo a todo el mundo que viaje a Milano, Torino o ciudades cercanas pero cuidado, sal de frutas ENO, siempre cerca. Esa noche vi la muerte cerca cuando intenté dormir, pero me quedo con las caras de asombro de los camareros cuando nos veían pasar a decorar un plato que aún permanecía vacío.

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 4] Milagros sin china y de dos en dos

Después de llegar a la difícil conclusión de que vayas donde vayas Vía Po es la solución, terminé odiando semejante calle de manera descomunal y no por su estratosférica longitud o por sus elegantes soportales que me protegían de la lluvia. Porque en Torino, cuando llueve te mojas.

Soy poco inteligente, lo admito, puesto que al hacer la maleta en lo último en lo que pienso es en un paraguas, un cepillo de dientes y como no, en un pijama, así que reflexionando sobre el susto que tuve con la botella de whisky y mi reacción respecto a las otras cosas en plan: “no pasa nada, me compro un cepillo, tengo capucha y el pijama me lo dejas tú” pues ya pueden deducir del pie que cojeo últimamente.

Mi primera fiesta Erasmus fue ‘senza parole’ y no por el hecho de escuchar Ska-P, éxitos ya olvidados de Bisbal o por NO poder fumar dentro del local ya que evidentemente, hacer la 13-14 no se puede si hay personal de seguridad como estatuas cada cinco metros, que no es plan de crearse mala fama nada más llegar.

La cuestión principal es que no parecen saber que hay música que es mundial e insisten en rememorar canciones de la España profunda. Les deberían haber comentado que la radio llegó a España hace ya unos cuantos años y que incluso tenemos ADSL también.

Intentando hacer frente al momentazo de “no hay china, no hay china hoy …” me dirigí a la barra como alma que lleva el diablo preparándome el hígado para ser extirpado y un vuelco me dio el corazón cuando de los labios de aquella camarera salió la asombrosa cifra a grito pelado de tres Euros, y yo ni corta ni perezosa me pido otra copa más con una sonrisa en la boca que la mujer, mi Virgen María personalizada, no terminaba de comprender. Acababa de presenciar un milagro:

Monja 1 – 1 Princesita Gominola

Y no habrá china hoy ni mañana pero que las copas eran tres euros, que me emocioné de verme tan perjudicada por el estupor que llevaba y me parece lo más grande de este mundo porque todos sabemos que cuando el pedo azota no hay música que nos haga dejar de gozar, y así fue.

Al volver a casa se extrañaba el hecho de no comprar cerveza a los chinos, pero allí tienen negocios prósperos con mostradores que no son de cartón, además con el frío que hacía poco estupor dura mucho más allá de dos calles más cerca de casa. Sin duda, este año las orejeras en Torino son un complemento que se pondrá de moda.

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 3] Tirate de la Mole, de la Mole tirate

La entrada estaba colapsada por grupos de estudiantes, jóvenes víctimas de esa edad "tontona" clasificada como adolescencia en pleno apogeo. Aquellos crecidos pupilos no dejaban de gritar y de golpearse unos a otros, lo que me tranquilizó bastante puesto que en España, también es típico ese comportamiento absurdo que tantas veces he presenciado a lo largo de los años.


Como era de esperar, al acercarme a semejante grupo de adolescentes cavernícolas descubrí detalles que he intentado olvidar a lo largo de mi viaje y que no he podido borrar aun de mi cabeza, puesto que aquí en España, los revivo cada día en cualquier lugar de esta ciudad, mi ciudad, Madrid.

Detalles tenebrosos y escalofriantes porque Italia ha perdido demasiado caché desde aquellos trajes que se hicieron famosos por películas como El Padrino y que ahora, han sido sustituidos por atuendos un poco mas "periféricos" que no urbanos, pero ¿la moda es la moda? Sinceramente, yo creo que no.

Y allí estaban, poligoneros de pura cepa con gorra de Fuenlabrada, con calcetines por fuera y con zapatillas plateadas, pero eso sí, con sudaderas de D&G como si fuese una vulgar prenda del Carrefour. Es normal, Fuenlabrada crea escuela fuera de las fronteras de la Comunidad de Madrid y de España, pero aún les queda aprender a combinar las cadenas de oro con semejante indumentaria, es su asignatura pendiente y es que España, en el tema de poligoneros esta a la cabeza.

Días posteriores a semejante encuentro, me enteré que Torino también dispone de un lugar de culto para ellos y que para asombro mío, se llamaba Fabrik y estaba a las afueras de la ciudad. Evidentemente, me quedé con ganas de visitar aquel lugar sagrado, pero sin oros no hay paraíso y lo mío de momento, son las dilataciones pequeñas.

La Mole Antonelliana es quizás el museo del cine en el más tiempo he podido pasar, también hay que destacar que es el primer museo del cine que creo visitar a no ser que la sección de DVD's del Fnac posea la misma consideración si hacemos la vista gorda a etiquetas que marcan precios u ofertas.

En fin, que allí estaba yo, rodeada de poligoneros en pleno apogeo adolescente mientras disfrutaba de un museo sin desperdicio alguno, haciéndome fotografías por todos los recónditos lugares que alberga, porque yo no pierdo la cabeza tan fácilmente, tan sólo pienso en lo maravilloso que sería verles "caerse" desde el mirador, cuya panorámica nos muestra todo Torino en su esplendor.

Supongo que museos del cine habrá a patadas, pero Mole Antonelliana sólo una, y por ello, supone el símbolo que mejor puede describir o iconizar a una ciudad como Torino. La palabra arte, se queda corta para describirlo.

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 2] Horror en el hipermercado

Recoger la maleta y comprobar que el candado curiosamente ha desaparecido es digno de mención en un capitulo de Expediente X o incluso en el programa de Iker Jiménez, puesto que de sobra sabemos que bajo aquella cinta transportadora hay un mundo oscuro y tenebroso donde existen demasiados misterios sin resolver, desapariciones, mutilaciones y actuaciones sobrenaturales siempre teniéndolas como víctimas principales a ellas, las maletas.

Pero de repente, un brote de inteligencia me rozó y pensé que mi botella de Cutty Shark, porque yo también tengo algo de monja, ha podido ser elegantemente sustraída mientras que junto a mí, veía pasar a la monja con su equipaje de mano e inconscientemente ves la luz en tu propia mente y te dices a ti misma: "!arte de monja que yo con suerte aún seguiré teniendo bragas en la maleta¡". Pero claro, ella juega con ventaja, Dios está de su parte.

Pero no hay miedo que por bien no venga puesto que en esos momentos, volvía a entrar en el campo de batalla ya con mi maleta en la mano después de haberme pasado aproximadamente como diez minutos viendo pasar una y otra vez la misma maleta roñosa, la cual su dueño no coge seguro que por vergüenza porque yo desde luego con eso no viajo en la vida. Mientras tanto, sufría intentando adivinar si la mía por algún motivo sobrenatural estaría ya en Estocolmo.

Crucé la puerta donde se aglutinaba la gente que esperaba y saludaba como si aquello fuese Lluvia de Estrellas. Evidentemente, yo con mis auriculares, mis gafas de sol y más guapa que un pony dando el cante a más no poder y sobre todo, deslumbrada por el gran cartel de "Bienvenuto" puesto que acto seguido, perdí la sensatez al divisar un payaso montado en una bola gigante en aquel aeropuerto que se asemajaba al típico hipermercado dentro del centro comercial al que la gente va a dominguear. No podía creer lo que mis ojos estaban viendo, esos alicatados hablaban por si solos. Barajas es arte en estado puro.

Pero yo tranquila, porque a fin de cuentas era como estar en España y aún siendo italiana de corazón, mis pulsaciones extrañamente no se aceleraron. Después de todo lo acontecido en cuestión de horas, ver el autobus "Malpensa Shuttle" fue lo menos, tenía tan perfeccionado este momento con mi billete comprado on-line desde mi patria que no supuso una aventura más en mi particular viaje del terror milanés.

¿Quién me diría a mí que recordaría a Alaska y Los Pegamoides? En fin, horror en el hipermercado ...

Escrito en , , | Dejar un comentario

[Cap. 1] Que sea whisky mejor

Llegar a la Terminal 4 (T4) de Barajas fue sencillo, aguantar la risa en la puerta de embarque al comprobar que una monja transportaba una botella de whisky del caro (todo hay que decirlo) y desvariar sobre ello las dos horas de viaje no lo fue tanto.


Pero allí estábamos las dos, unidas por Iberia y yo feliz por otro encuentro con monjas de por medio, pero sobre todo por sentirme sana y salva puesto que mi vuelo contaba con la inestimable ayuda divina, por lo que las curiosas instrucciones de salidas de emergencia, mascarillas de oxígeno y demás abalorios de salvamento eran en vano más que nunca.

Además, yo siempre he dicho que con la parálisis que te entra de saber que vas a morir mientras percibes que el avión se precipita al vacío desde luego no creo que te vayas a acordar de las explicaciones de una auxiliar de vuelo, por no decir azafata, que ni sonríe mientras hace tan rutinario trabajo de mimo.

Sinceramente, me encantó viajar sola en la salida de emergencia sin acompañantes molestos puesto que ya era bastante estresante la mujer que llevaba a un niño que no dejaba de llorar cinco filas atrás aproximadamente y después de dos horas de este palo, mi burbuja explotaba una vez el avión tomaba tierra entre nieblas que no tenían nada que envidiar a las de Mordor.


Princesita Gominola pisaba Italia por primera vez, tierra de Ferrari, de la casa del Papa y de Berlusconi, del mito del italiano follón, del capuccino como Dios manda, patria de Princesita Jota y Poligonera, y como no de La Camorra. En fin, un país con nombre, luz y color propio, como a mi me gusta.

La verdad es que vuelvo a casa recordando que mi viaje comenzó y terminó de la misma manera, apostando por letras y números que combinados resultan ser el resultado de un destino, a veces deseado y otras muchas, detestado.

Escrito en , , | 1 Comentario

Simplemente una atracción de feria

Como una atracción de feria vieja y roñosa a la que nadie le gusta ya subir porque ha perdido interés alguno. Y así la veo reflejada, como una montaña rusa que no sabe si abandonar o seguir luchando por funcionar pese a atascarse siempre en la misma curva una y otra vez. Mi vida es esa atracción y resiste a terminar en un desguace con más pena que gloria.
Hoy pese a todo, estoy contenta, pronto iré a Torino.

video

Letra traducida: Click aquí

Hoy en el tren de camino a la universidad, mientras luchaba por no quedarme dormida leí escrito en las paredes del vagón: "Un te quiero mañanero te vale más que el dinero". Una gran verdad a fin de cuentas, ¿o no?

Escrito en | Dejar un comentario

300 gramos de azúcar para endulzar

Empotrada frente a la encimera me encontré, liberando mi mente, desnudando mi corazón, gritando de placer y perdiendo el conocimiento mientras tus dedos acariciaban aquella harina como la blancura que yo perdí hace días y que no anhelo.

Así forjamos nuestro domingo de pasión pastelero en una casa para ti, para mí, silenciosa y solitaria. Bienvenida a mis domingos te susurré mientras a través del cristal, observaba tu cara de satisfacción con esa gran sonrisa que siempre te caracteriza.

Sinceramente, he disfrutado tanto recordando este fin de semana que me pongo a pensar y me asombro a mi misma de estar creando recuerdos para la eternidad. Quizás has llegado en el mejor momento, quizás me has salvado y quizás jamás pueda agradecértelo.

Lo mejor de todo, es que el fin de semana aún no ha finalizado y siempre nos quedaran nuestros cafés domingueros en Chueca mientras confundimos a los turistas de dirección.

Escrito en | 1 Comentario

Tostadas de conversaciones pendientes

No se cuando he decidido madrugar pero últimamente lo hago demasiado a menudo y he de reconocer que siempre me asusta ver que mi móvil comienza a vibrar sin descanso pasada una franja horaria nocturna.

Y ahí estabas tú, a las 6.25 de la mañana como si fuesen las tres de la tarde preguntándome que si estaba dormida y lo mejor de todo es que dudo de mi respuesta puesto que no se si esto es un sueño o una simple conversación internacional.

¿Una carta? ¿a mí? ¿de qué? ¿por qué? y así con mil y una pregunta más me estoy rayando. Tanto que he desayunado tostadas con un zumo de naranja, buscado viejos amigos en Tuenti, hablado con Erika que se ha quedado perpleja al verme levantada y después de haber visionado un vídeo de Aerosmith en YouTube que es lo más, me he puesto a escribir todo esto sin sentido.

No tengo más que decir... bueno si, anoche vi la película de Hard Candy y me pareció tan agonizante que por cabezona decidí terminar de ver sin más, porque Pulp Fiction aún sigue siendo una batalla perdida y no pienso perder ninguna más.




Ahora si me disculpáis vuelvo a irme a la cama, así que dejar fluir la música del vídeo y escuchar la letra, nos salvará a todos del fantasma de la promiscuidad oscura. Por cierto, la señorita T vuelve a ser ella misma y eso me encanta, aunque me tocará pedirle perdón he invitarla a una cerveza trasnochada en Banco de España =)

Escrito en | 1 Comentario

De contenedores, circos y gafas

Todo comienza un miércoles por la noche o mejor dicho, por la tarde cuando el hambre hace que las tres pequeñas italianas, unas de nacimiento y otras de corazón, entren en locura sin saber muy bien qué comer. Mientras tanto, yo feliz por haber celebrado hoy, otro día de la República Independiente de la Casa Roja y de habitación en habitación matando el tiempo.

Mercadona simplemente me ha traicionado, así que no me ha quedado otra que hacerme de los "azuletes" y comprar online en Carrefour que llegan cuando les da la gana a tu casa. Además Mercadona para reírse un poco más de mí, ha decidido no estar relativamente cerca de donde resido y evidentemente, no estoy por la labor de cargar bolsas desde Palos de La Frontera (Línea 5) hasta mi Atocha natal (Línea 1) y digo natal porque es ahí donde se ha forjado una nueva Martita sin tapujos, maja y divertida pese a los comentarios de Maura.

Carrefour ha llenado mi frigorífico y por fin, puedo decir libremente que tengo comida y sobre todo, que no volveré a pasar tristeza mirando los estantes de la nevera y sí, he comprado cerveza ni una sola tableta de chocolate y café Segafredo, mientras Mariangela y Maura me miran con ojos perturbados al ver la palabra Segafredo y café juntas.

Se hace de noche y nuestro hambre podría empezar a confundirse con un impulso ciego de canibalismo involuntario pero es ahí, cuando la brillantez italiana de Maura decide ir a una pizzeria napolitana en Sol para rememorar sus tardes milanesas y allí terminamos sin más preámbulos con todo nuestro apogeo estomacal en una bocacalle de Carretas.

Después de ver como Mariangela gestionaba todo, porque ella algo de traficante yo creo que tiene, nos dedicamos a reflexionar sobre mi cabeza puesto que, oficialmente, se ha convertido en un imán circular en el que TODO parece terminar pegado. Por ello, la pierna de Mariangela me golpeó el otro día, el codo del camarero de anoche también vino a saludarme, las puertas, las paredes y como no, el Caixa Fórum también. Me estoy planteando en comprarme un casco en Ulanka y dejar de pasar miedo.

Por lo demás, no deberíamos destacar ninguna cosa más puesto que es un tanto humillante todo pero compartir es vivir así que resumiré todo como una frase: "el mal de ojo existe y Mariangela y yo creemos en él".

Una sustancia no identificada te cae en la cabeza y pánico tienes de observar que la silla de Maura queda manchada de algo negro y yo con más miedo que vergüenza me miro la camiseta y efectivamente, estaba manchada de esa cosa, por suerte era tierra como ha confirmado CSI Mariangela entre risas, así que ni corta ni perezosa, he tenido que recordarle el bautizo de su pie en el charco de Vázquez de Mella.

Si se podía mejorar el momento, lo conseguimos hacer. Porque según reiniciamos nuestra actividad, aparece el follón de Erasmus al que llamaremos Twist, y yo ahí, con mi pastel en la camiseta, Mariangela intentando socializar al pobre acompañante del follón, que decir que es soso es poco y Maura demostrándonos sus dotes bilingües y sus ganas de beber cerveza. ¿Arte? Demasiado es poco.



Al volver a casa, descubrí las pasiones ocultas de mis compañeras de piso y a día de hoy, sigo sin tener palabras. Que Mariangela quisiese ser maestra de pequeña no me extrañaba puesto que es la chica clásica que más arte he visto pasar frente a mis ojos, pero que Maura quisiese ser camarera acrobática y que yo entendiese que quería trabajar en un circo no tiene precio.

Me encanta caminar por Madrid cuando es de noche y las luces de la ciudad alumbran mis pasos que tantas veces estuvieron perdidos. Ahora se a donde se dirigen y si miro a mi alrededor se que no estoy sola, Maura y Mariangela están ahí, riéndose porque de pequeña yo quería ser basurera y le decía a mi madre que me comprase acciones de bolsa.

Escrito en | Dejar un comentario

Notas de mi móvil casi muerto

Las notas de mi móvil parecen crecer a un ritmo increíble y no puedo parar, es época de lluvias pero también de inspiración con la llegada de las primeras gotas a mi vida.

Hoy recupero unas, otras han sido eliminadas y algunas permanecerán ahí de por vida.

Y miro al sol detenidamente sin parpadear para cegarme y no ver mi vida correr, para no ver enfrentarme cara a cara a la tristeza y para no encontrar el final afilado del que siempre me acuerdo.

**
Ajusto la goma sujetándola con mis dientes y con la calma de quien posee un tesoro busco un lugar en mi brazo, que estrena pinchazo, inaugurando sensaciones nuevas que van directamente a mi cabeza y siento como el estupor comienza mientras oigo Mattafix y todo es tan perfecto que no puede ser real.
En mi cabeza ya no hay mono, ansiedad o tristeza, todo se ha evaporado y sonrío porque veo el mundo de colores, mágico y por momentos, soy dueña de mi vida sin extrañar nada ni nadie.

Escrito en | 1 Comentario

República independiente de la Casa Roja

Mi estado de ataraxia permanente esta semana no se a qué se debe pero diría que el alcohol se ha apoderado de mí y de los pensamientos absurdos que tengo, y ahora decide quedarse a vivir conmigo en una borrachera light que no tiene efectos secundarios hasta el momento conocidos pero que me hace reír sin precedente alguno.

¿Ataraxia? ¿Hola? ¿Qué es eso? Explico y punto.
Se denomina ataraxia (ταραξία) a la disposición del ánimo propuesta por los epicúreos, estoicos y escépticos, gracias a la cual alcanzamos el equilibrio emocional, mediante la disminución de la intensidad de nuestras pasiones y deseos, y la fortaleza del alma frente a la adversidad, y finalmente la felicidad, que es el fin de estas tres corrientes filosóficas.
La ataraxia es, por tanto, tranquilidad, serenidad e imperturbabilidad en relación con el alma, la razón y los sentimientos.

Desde el miércoles llevo sin trabajar, de baja médica, por esa afonía que terminó convirtiéndose en faringitis sin más y la verdad es que he aprovechado el tiempo para terminar de ver la primera temporada de Gossip Girl, y sigo sin poder asimilar, organizar apuntes, turistiquear por Madrid con mis pequeñas italianas y visitar a la familia de las periferias de Madrid.

Ha sido un fin de semana extraño, no he salido por las noches, he visto demasiada televisión y he tachado demasiadas cosas de mi lista mental (véase lista de cosas que hacer) así que aún siendo un fin de semana muy hogareño, lo he adorado al máximo porque voy a pasarme todo el día escribiendo mis locuras vividas y además, mi monedero sigue intacto sorprendentemente. Eso es arte y lo demás, tonterías variadas.

Sinceramente, al encender la televisión aún tirada en la cama y ver lo que he visto ha hecho que me levantase sintiéndome española por un día, y decido ducharme y desayunar por la Patria como es debido. Y me encuentro pensando salir a la calle con las chicas M de Mordor a ver el desfile nacional y joder, ¿qué hace una chica tan oblicua como yo liberando su orgullo nacional en un día como éste? Vale, lo mío es el orgullo, pero otro tipo de orgullo, otro día y con gente que no agita precisamente banderitas de España de manera tan efusiva y no grita "Viva España" porque a mí todo esto, me da mucho pánico.

Así que viendo el percal, he decidido celebrar hoy el día de la República Independiente de la Casa Roja, y en él se limpia a fondo, se pone servidora el pijama de gala, se ponen lavadoras, se organiza el panel magnético, se hace una comida rica y se desfila dirección bar o cafetería abierta en la que disfrutar de la bebida oficial de mi república, la caña, sí, de cerveza.

Escrito en | Dejar un comentario

Dirección: Móstoles El Soto

Tan sólo dos minutos para subir al tren y ahí estoy yo, con mi iPod reventando mis oídos para mantener una calma que he perdido justo cuando bajaba por la escalera mecánica de la vía correspondiente, mis gafas de sol se han vuelto inseparables en este viaje y más que nada, porque los sentimientos afloran como las ganas de salir corriendo al ver un mundo, a través de los cristales, que me he esforzado en olvidar para no seguir sufriendo y que hoy, pienso afrontar sin miedo.

Las puertas se abren en Las Retamas frente a mí, pero nadie sube o baja, sin embargo parecen invitarme a hacerlo, aún sabiendo de sobra que no es el destino que hoy llevo en este momento y respiro porque veo parques y lugares a lo lejos que reconozco, en los que he estado y que hoy, parecen formar parte de un pasado muy lejano aunque no han pasado ni tres meses desde entonces.

Después de una auténtica comida en casa de mis tíos en Móstoles, aprovechar para imprimir temarios, horarios y diversos documentos necesarios para mi vida universitaria y recaudar una suma importante de dinero que me haga ahorrar un poco más en los días que se avecinan; mi destino se convierte en mi matadero clandestino como dirían Los Piratas y un escalofrío recorre mi espalda al encontrarme frente al portero automático pulsando el botón 1º D rayado de siempre, y observando esa puerta, en la que tantas veces nos hemos despedido y muchas otras, mandado a la puta mierda.


Porque recuerdo el número de pasos que llevan a tu portal y que nada en él ha cambiado. Tan sólo una baldosa rota y una puerta que vuelve a tener truco para abrirse como antaño y la cual, abrí sin más. La "Nejapa" sigue en su sitio, tan majestuosa y especial para mí como siempre, supongo que con el loco de siempre y con nuestra bibliotecaria particular, porque sinceramente para mí, lo bueno es lo que perdura.

Y sin más me da un vuelco al corazón al ver a Lola, tan guapa como siempre y tan eufórica por verme. Que no se si es pesadilla o sueño, pero al ver a tu madre es como si estuviese esperando que fueses a bajar por la escalera, como si no te hubieses ido nunca, como los viernes que llegaba de Ciudad Real, como siempre; y la abrazo sin más, comiéndome palabras porque no se muy bien como comenzar, que tu casa ya no tiene ese olor que tanto me gustaba aunque todo sigue en su sitio, incluso la alfombra que se manchó está ahí, impecable, como si el tiempo hubiese retrocedido y ya sentada en el sofá sigo mirando la puerta, esperando verte en el umbral con una sonrisa dibujada en tu rostro.


Que después de horas charlando subo las escaleras y mi puzzle ha sido desmontado, que algún día lo comenzaré de nuevo y lo terminaremos porque es algo que he añadido a mi lista y al sentarme en tu cama me da por llorar porque se me cae el alma por más que intento atarla a mí, y faltas tú y tu desorden encima de la mesa, la silla cubierta de ropa, el rincón de las zapatillas la papelera llena de pañuelos y en definitiva, falta tu esencia porque ahora esa habitación está muerta; que tu desorden hace de ese lugar, su encanto y ahí permanezco, esperándote y comprobando con mis ojos llorosos que todo esta en su mismo lugar, para que no notes diferencia al volver. Pero visionar tu mundo sin ti, no es muy agradable y me doy cuenta de lo que te extraño.

Me conoces y sabes que soy de costumbres muy arraigadas así que sin más, he decidido rememorarte esta tarde como mejor he podido y he cogido a Lola y juntas, hemos hecho el mismo paseo que tantas veces hicimos las tres después de las sesiones de biblioteca y conseguí que no se comiese nada y además comprobé que Lola sigue teniendo ese arte de equilibrista que tan especial la hace.


Y aunque mi vuelta a casa fue larga no tanto como si hubiese ido a Alcalá de Henares. No sé, siempre me gustó tu parada de autobús y me obcequé en coger la 516. Me encanta hacer mi ruta de siempre y pese a mis defectos, si alguien cree que puede hacerlo mejor que yo que me rete porque aquí me mantengo a la espera.

Escrito en | 2 Comentarios

De brunch a beer y tiro porque me toca...

Es domingo y la verdad es que si alguien me pregunta cómo lo he pasado este fin de semana no puedo decir gran cosa puesto que estoy más afónica que Colombo después de un afterhours en el que sirven garrafón hecho a base de matarratas.

Este fin de semana ha sido brutal, brutal y más brutal. Los planes salían solos sin yo hacer mucho más, tan sólo debí sentarme y esperar a que los etílicos viniesen a mí como el bonito reencuentro entre Heidi y su querido abuelo.

El viernes fue extraño no salir con mis pequeñas italianas, la verdad es que esperar cierta llamada fue una pérdida de tiempo muy grande pero en fin, aprendo rápido y tampoco estuvo mal quedarse en casa con Ana viendo un programa de Cuatro el cual sigue provocándome demasiada gracia y espanto. Recuerdo que era un documental de la "dura" vida de un minusválido que era virgen a la edad de treinta aproximadamente y claro, quería tener novia y hacer el amor. ¿El problema? Pues que sólo podía hablar, su cuerpo era como un adorno, pero el principal problema, es que este pequeño hombrecillo era un pervertido en potencia.

Después de mucho buscar y buscar, se junta con un ciego que me recordaba al Cara Lumbre (véase mi etapa trabajando en Indra) y un filipino en silla de ruedas que bueno, era el más decente de aquellos tres mosqueteros. El caso es que para dar rienda suelta a su pasión deciden irse nada más y nada menos que a Girona a un club de alterne. Si, he dicho club de alterne, puticlub, prostíbulo... a pagar para ser desvirgados y sentirse hombres de una vez por todas. Aunque poca novia iba a encontrar ahí nuestro amigo.

Después de risas descontroladas por mi parte y por la de Ana, el programa de los "tullidos" ha supuesto un antes y un después en mi vida, ahora no les veo como minusválidos sino como personas que albergan una mente calenturienta y pervertida, que almacenan pornografía en sus ordenadores y que deben ser prodigiosos usando la lengua.

El sábado fue un día muy bohemio, lo que empezó con un brunch en casa de mi jefe se convirtió con el paso de las horas, en discusiones sobre el lenguaje, el Esperanto, Interpol, Editors, hijos y apellidos varios a causa del grado de alcohol que ya corría por nuestras venas. Salí de su casa con una gran sonrisa en mi cara debido al estupor que tenía encima y me monté en un autobus con la señorita T sin darme cuenta de que sospechosamente iba dirección contraria a mi casa y así, evidentemente, no llegaría jamás.

Señorita T al igual que yo, no queríamos terminar una noche tan fantástica como aquella y sentadas en un banco de Cibeles, nos pusimos a beber cerveza mientras veíamos a la gente correr como si les fuese la vida en ese búho, hablando sobre unas vidas truncadas por los amores, trabajos basura y sueños inalcanzables que se hacen alcanzables dependiendo del tamaño de tu boca.

Y vuelvo a decir lo mismo que antaño, que todo el mundo tiene una historia que contar, que le hace salir de su esquema y mostrar la humanidad que lleva dentro y porque no todo lo que reluce tiene porque ser oro.

Anoche entre tantas llamadas y proposiciones quería comerme el mundo y así fue. He decidido dejar de beber tanto, porque no es plan de preocupar a mi pequeña Mariangela, y que quiera venir a recogerme a Tirso de Molina porque la llamo borracha perdida y le hablo en mil y un idiomas, de verdad que dejo de beber tanto porque hoy al ver dónde he amanecido se me ha caído un mito muy grande, encima no encontraba mis cosas y me ha dado por reír cuando he abierto los ojos. El próximo día me quedo a desayunar sin pensarmelo dos veces.

Llevo todo el fin de semana sin ver a Maura, estoy preocupada, si la ven por la calle, díganle que la queremos y que vuelva pronto a la Casa Roja, aunque quizás es mejor que no vea la mierda que se acumula en la cocina porque eso de cocinar y limpiar no parece que terminen de ser términos que puedan ir juntos a todas partes. Maura ha muerto a manos del fantasma del culete, el cual persigue a Mariangela sin descanso o quizás ha sido asesinada por La Camorra. No lo se, pero estoy preocupada.

Me voy de compras con Mariangela a Fuencarral. Adoro dominguear el primer fin de semana de mes =)

Desde hoy, de brunch a beer y tiro porque me toca...

Escrito en , | Dejar un comentario

Sábado tarde ...

Porque al leer tu sms me da un vuelco el corazón y se que jamás podré olvidarte.
Porque duele y enamora al mismo tiempo, y es que no puedo evitarlo, te quiero y no sentirte cerca me araña el corazón cada vez que los rayos de luz en Madrid me enfocan sin más.
Porque te extraño demasiado y no puedo engañar a mis ojos otro día más.
¿Qué hago conmigo?


Escrito en | Dejar un comentario

Mi primer día

Llegas a clase con la ilusión de estrenar tus nuevos bolígrafos y cual es mi sorpresa al encontrarme a un profesor que se dedica a hablar del oficio del periodista como si fuese el cáncer de las profesiones mientras Olaia y yo permanecemos perplejas ante semejante percal y sobre todo, cuestionandome verdaderamente si me vale la pena seguir estudiando.

He de decir que desde ese mismo momento he perdido el curso de la clase puesto que me he enfrascado en este escrito de lleno y obviamente, he empezado a divagar y reflexionar sobre la idea de dedicarme a la prostitución, comercio de esclavos, drogas o semejantes negocios tan fructíferos en este país y que tanto dinero aportarían a una cuenta corriente que parece tener una fuga, puesto que la crisis económica toma fuerza y también, porque está visto que ya ni ser obrero tiene futuro con los problemas inmobiliarios que inundan España.

Pero no he de preocuparme porque mi carrera NO me sacará de pobre y estoy destinada a negocios ilegales los cuales, mientras no termine en la cárcel tampoco me desagradan demasiado, todo sea por la economía familiar, porque "la famiglia é la famiglia", como diría El Padrino, y desde luego yo me niego a ser becaria del periódico La Farola, porque para mi sólo existe Vogue, aunque la gente se ría de mi y diga que deje de una vez las drogas.

Después de todo ello, he decidido transcribir algunas de las "joyas" que mi profesor, el recién bautizado como Sr. Black Gay, ha soltado por la boca:
"El periodista posee las tres D: divorciado, depresivo y disómano".
"Pierden sus principios por el dinero".
"Sus trabajos son basura y jamás llegan a conseguir altos sueldos".
"Nunca han de fiarse de sus compañeros puesto que son como animales carroñeros"
Sinceramente, estoy ya demasiado cansada de tanta gilipollez porque desde que comencé Periodismo, siento brutalmente que todo profesional de esta rama intenta quitarte la ilusión a hostias sin más y me hace replantearme como gente de esa estirpe sigue enorgulleciendose de decir que son profesores de Periodismo cuando ellos mismos se encargan de despretigiar la carrera.
¿Por qué tienen tanto miedo?
¿Por qué fomentan la competitividad?
¿Por qué son tan capullos?
Sr. Black Gay eres lo menos porque no se puede jugar con las ilusiones de personas que desde la infancia han soñado con todo esto. Porque comienzo a creer que el Periodismo está en crisis por el pesimismo que los profesionales inspiran a las juventudes deseosas de comerse el mundo y porque somos alumnos y no emo's dispuestos a quitarnos la vida, por ello le agradecería que se dedicase a educar nuestras mentes, empaparlas en ganas de investigar, superarse, curiosear y no a hundir nuestras aspiraciones.

Bienvenida a Universidad Rey Juan Carlos I, Periodismo, curso 2008/ 2009.

Escrito en | Dejar un comentario

Buscador

Swedish Greys diseñado por Nordic Themepark y modificado por Marta Cañizares para "La niña de las sombras".