Archivar como 2011

Elevadores

Elevadores de tijera o doble tijera.
Elevadores de potencia, intensidad y sonido.
Elevadores, montacargas o ascensores, como más nos guste llamarlos.
Elevadores de felicidad que no existen pero que necesitaremos en este 2012 que se aproxima.

Escrito en , | 2 Comentarios

Felices fiestas

En mi casa, se aprovecha a que toda la familia se junte en Navidad para discutir. Somos pocos pero cuando mi hermana da voces, es como el megáfono de un Carrefour. Podría oírla desde el rincón más alejado de mi casa.

Creo que las broncas navideñas tienen otro color. Desde que mi abuela entra en mi casa, la tensión se mastica y parece maizena en la boca de cualquier persona resacosa. En definitiva, un drama con pedigrí.

Por eso, no hay año en el que mi portátil se quede en Madrid.

Lo dicho, felices fiestas a todos.

Escrito en , , | Dejar un comentario

Cuestión de pelotas

Tengo menos iniciativa que Ronald McDonalds en un vegetariano o lo que es lo mismo, Teresa Rabal en el INEM como carretillera. Así, sin más.

Cada uno sabe hacer lo que sabe hacer. Punto. Mejor o peor. El truco reside en explotar lo bueno y no quedar en ridículo por no saber cómo hacer la "o" con un canuto. Las cosas como son. Tampoco, es digno de admirar pero en los tiempos que corren, todo tiene un pase y hueco en el currículum vitae.

A veces, no se puede sacar más ni aprender a la ligera algo nuevo. Meditar. Decidir ser malabarista y que tus padres den por arruinadas sus ganas de verte licenciada en Derecho. ¡Angelicos! Pensaron que llegarías a ser como Ally McBeal y tu feliz con bolos, pelotas y narices de goma.

El problema es que ya no se anuncian tantos circos como antaño y los anunciados no son de la vieja escuela. Las fieras han sido domesticadas para tomar el té de las cinco o por el contrario, liberadas a su libre albedrío con la cabeza por orto.

Así funcionan las cosas. Al revés.

CocoRosieBy Your Side

Escrito en , | Dejar un comentario

Confesiones de una borracha con iPhone

"Salir y beber nunca fue el rollo de siempre. Nos mintieron y caímos en la trampa. Nunca se lo perdoné a Extremoduro. No tenían razón. No, no era justo. Tampoco, volver a casa enfadada.

Salir y mirar a las personas. Observar. Beber. Mirar. Mirar. Mirar y dejar de hacerlo. Algo no funciona. Recordar. Saber que algo cambió un buen día. Vibrar con la certeza en los labios a punto de ser gritada. Anhelada. Desesperada. Drogada. En definitiva, frustrada por los pasos que no llevan más que a una estación cerrada.

Querer y no saber siempre fue ejercicio pendiente. Una de mis pequeñas taras. Quizás de las grandes. Posible caso de autoengaño. Fluir alterado por el propio fluir acojonado. Querer y poder era realidad del momento correctamente alimentado pero parecía que había caducado.

No es hora de escribir pero quizás tampoco de pensar que camino sola. Hace frío y no quiero andar sin hablar. Tengo en mi mano una lata de cerveza. Es la última. Esa que nunca debe beberse porque empeora todo. La mía me consuela. Me dice que soy gilipollas pero ya lo he oído a lo largo de toda la noche.

¿Qué hago con todo ésto? Soy un desastre pero ya lo sé. Lo he oído a lo largo de toda mi vida".

Yann Tiersen – La valse d'Amélie (Versión orquesta)

Escrito en , | Dejar un comentario

Uno

Se levantó de la cama como pudo y tropezó con su propia preocupación buscando el interruptor de la luz a tientas. Tenía tantas ganas de volver a esconderse bajo el nórdico, que se marchó a la facultad con las zapatillas de estar por casa sin darse cuenta.

Aún daba vueltas por la habitación cuando se percató de las manchas de sangre del suelo pero resbaló igualmente. Comprobó las posibles magulladuras frente al espejo y no se reconoció con aquel enorme hueco ensangrentado. Sintió una gran angustia e intentó ahogarla en la ducha sin resultado.

Como cada mañana, miró el móvil y respiro hondo. Salió puntual de casa con su propia tormenta encima de ella como preludio de lo que aquel día nublado le esperaba. Era la viva imagen de una leve desesperación in crescendo.

Vestida de ojos tristes, vaqueros y con un abrigo de inexpresividad facial intentó jugar a saltar sus propios charcos pero no tenía fuerzas. Así que tuvo que escurrir su alma varias veces para poder seguir adelante.

Había sido una mala noche y sentía que la muerte la había tocado. Creía que comenzaba a marchitarse en este martes 13 final de año.

Escrito en | Dejar un comentario

Manías de estudiante

Mis apuntes siempre deben ser en negro y con trazo fino. Acepto subrayadores y bolígrafos rojos de tinta líquida para pequeñas puntualizaciones pertinentes. Bajo ningún concepto, el azul me inspira confianza para los apuntes aunque si es un bolígrafo BIC, para los exámenes siempre son bienvenidos.


Respecto al tema del papel, los folios deben ser de un blanco nuclear y con el mínimo grosor posible. Nada de ligeros amarillos que me recuerden los efectos del tabaco o cartulinas camufladas. El tema de folios de colores me horroriza por las lamentables combinaciones que pueden resultar.


Estoy de exámenes y en esta época las manías se apoderan de mi. Disculpen las molestias.

Explosions In The Sky – Your Hand In Mine

Escrito en , | 1 Comentario

Lento despertar

La persiana estaba bajada y aún no se colaba ningún rayo de sol cuando su voz comenzó a susurrar palabras a mi oído. Aquel extraño momento era tan real que casi podía tocarse en la oscuridad de mi fría habitación. El silencio más absoluto se rompía con mis leves murmullos.

Sus palabras acariciaron mi cuerpo aletargado. Rió con mis frases dormidas y las incongruencias, que
se caían de la boca, de quien tiene un lento despertar. Como una niña que asoma tímidamente los pies desnudos y abraza su alhomada preferida.

Y sin intención de abrir mis ojos sellados, sonreí al sentir el cálido abrazo de mi nórdico con aquella voz todavía presente en mi cabeza. Yo quise invitarla a dormir unos minutos más conmigo pero ya se había ido con su sonrisa dibujada en el rostro seguramente.

Patsy Cline – Crazy

Escrito en | Dejar un comentario

Elena

Se llama Elena y nunca deja de sonreír. Pocas veces se enfada y cuando lo hace, pronto vuelve a dibujársele la sonrisa. Su seriedad es tan divertida como el amplio repertorio de gestos y palabras inventadas que puede llegar a usar en una misma conversación.

Ella es, simplemente, despistada. Tanto es así, que olvidó su tristeza en alguna caja extraviada de sus múltiples mudanzas. Vive en una burbuja de servilletas con estampados imposibles, canciones tarareadas y pantalones rotos con pinceladas de historias pasadas.

Además, posee un ejército de calcetines huérfanos que mima y empareja según su despertar. Su creatividad y optimismo la levanta todas las mañanas y no duda en compartirlo con los demás.

Elena es de esas personas que se emociona con las pequeñas cosas, da monedas a músicos callejeros y resuelve los problemas de ancianos con las nuevas tecnologías a pie de calle. Ella conserva la humanidad que las grandes ciudades roba.

Su corazón es tan grande y enigmático como la energía que desprenden sus ojos al escuchar u observar. Hablar de sus dos pequeños diamantes es perderse en un sinfín de tonalidades que varían sin previo aviso. Sus pupilas son tan grandes como agujeros negros.

En definitiva, electrifica todo aquello que toca e hipnotiza con tan sólo mirarte.

Beirut – Nantes

Escrito en , , , | Dejar un comentario

Dos sílabas

Durante mucho tiempo, fue una prolongación de mi ser. Si me sentía alma errante, siempre estaba ahí. Escuchaba cuántas sandeces salían por mi boca y con la maleta lista para huir. Me dejaba soñar sin apenas decir nada. Siempre sonreía y observaba todo a su alrededor. No sé si le gustaba dormir conmigo. Nunca se quejó y siempre me dejó hacerlo. Olvidé si roncaba, hablaba en sueños, se movía demasiado en la cama o si respiraba fuerte. No me importaba nada. Conoce gran parte de mi errores y defectos. Conoce mis miedos, logros y sueños. Sabe los nombres de las personas que me rompieron el corazón. Me ayudó en mis intentos de reconstruirlo infinidad de veces. Su nombre carece de importancia pero es uno de los grandes tesoros que tengo en esta vida.

Bonobo – Eyesdown

Escrito en , | Dejar un comentario

¿Dónde estás?

Tengo problemas para escribir. Hace días que mi inspiración se marchó de vacaciones y no me ha escrito ni un maldito mensaje de texto o correo electrónico. Su última conexión de WhatsApp fue hace semanas. Estoy perdida y quiero que vuelva.

Nada de lo que escribo me gusta. Nada de lo que pienso tiene sentido. Ahora que no está, mi papelera es un cementerio de borradores que jamás verán la luz. Papeles arrugados con millones de sentimientos enclaustrados en un quiero y no puedo.

Escribí en mis brazos palabras que, posteriormente, perdieron el orden al instante. Serpenteaban y se reían de mi agonía. Se burlaban de mi incapacidad. A día de hoy, se vengan de mi frustración bien encauzada.

Saturada y deshauciada al mismo tiempo. Vendida al sin sentido y a la incoherencia de quien un día, buscaba su equilibrio enlazando palabras. Y así, a duras penas, mantenía la compostura por muy confusa o complicada que fuese la realidad que me abrazase.

Me calmo para teclear mi propia ira contenida. Enfurezco con el fluir mermado para más tarde, admitir a regañadientes que te necesito para escribir.

Muse – Hysteria

Escrito en | 1 Comentario

Pepita de chocolate 2.0

El lunes pasado llegó a mis manos una nueva adquisición.

He desterrado mi mugrienta Blackberry Curve que tenía ya crucificada desde la caída de servidores. El sustituto es nada más y nada menos que el iPhone 4S.

Sí, iPhone 4S. Una de estas cosas que levantan pasiones entre los frikis y los fanáticos de Apple. Además, me he permitido el lujo de bautizarlo como "Pepita de chocolate 2.0" bajo la atenta mirada de una Blackberry que conocía su fatal desenlace.

Un mundo de aplicaciones y juegos se abre frente a mi. Sin embargo, las ganas de que salga Siri en castellano ni la aplicación del tarot de Esperanza Gracia me las consigue calmar.

Lo siento. Soy niña 'campusera'. Estas cosas me siguen emocionando como desde el primer día. Llámame friki pero yo al menos, tengo un iPhone.

¡Jódete!

Kings Of Leon – The Face

Escrito en , | Dejar un comentario

Atardeceres en Mordor


La mayoría del tiempo, maldigo a mi facultad por los angustiosos cinco años destinados en Mordor. El resto son horas de cafetería, frustraciones en Gestión y de vez en cuando, fotografiar libremente provocándome confusas conclusiones sobre belleza oculta en el atardecer.

En el fondo, debo reconocer que no hay sido tan duro. Al menos, he conocido gente que me ha enseñado algo. Buena o mala, toda enseñanza tiene validez. El inconveniente de todo esto, es que voy a echarlo de menos. A fin de cuentas, ha sido mi universidad.

Mi madre dice que los años de universidad son los mejores y que nunca se olvidan. Creo que comienzo a entenderla. Me hago mayor y ya estoy para abuela "cebolleta".

Escrito en , | Dejar un comentario

Katrina y sus tugurios

Tras mi viaje a Salamanca, todo se ha convertido en un ir y venir de trabajos en grupo e individuales; apuntes, lecturas y exámenes. Los días pasan y se acercan fechas señaladas. No, no me refiero a la Navidad sino a las evaluaciones finales de la ristra imposible de asignaturas en las que estoy matriculada.

Mi tiempo para escribir y socializarme se han convertido en las múltiples conversaciones que mantengo por WhatsApp para excusarme de cualquier 'nocturnerío' propuesto. También, las anotaciones oportunas para comprar víveres con los que sobrevivir a mi particular encierro.

Básicamente, me da miedo salir a la calle. Mis amigos creen que los he abandonado pero no es cierto. Suelo pasear de camino a la estación de Atocha por las mañanas. Dirección: Fuenlabrada. Sí, para ir a la universidad. Como buena chica. También, me aventuro y hago el camino de vuelta sin caer en tentaciones de cañas, cafés u otros menesteres.

Tan malo es conocerse como ser una ignorante de lo que refleja el espejo al mirarse. Por lo tanto, prefiero evitar cualquier contacto con la calle de la misma forma que un vagón de Metro con más chonis por centímetro cuadrado. No hay mucho más misterio.

Por todo ello, me niego a salir. Conozco perfectamente del pie del que cojeo. Tengo miedo, pavor, pánico, espanto, terror y cuántos sinónimos más existan. Como pise la calle, me vuelvo el Katrina por todos los antros habidos y por haber.

Mis exámenes no van a aprobarse solos. Además, le prometí a Mr. Potato y tío Richard que me licenciaba este año.

Rebecca & Fiona – Bullets

Escrito en , | Dejar un comentario

Me hago mayor [Parte II]


Me compré un casco para que los golpes no doliesen tanto. Imagino que son cosas de la edad. Tengo miedo de romperme de nuevo. Además, creo que algún día me sorprenderé viendo el programa Gente mientras hago ganchillo. Será el fin. Lo sé.

No quiero reemplazar más piezas. Aún sigo pagando las cuotas del nuevo corazón.

Los Piratas – "M"

Escrito en , | Dejar un comentario

Inalcanzable

Hace pocas horas, he descubierto que algunas personas son el motivo de origen de mi migraña. Pensarlas, odiarlas, amarlas e incluso, soñarlas; se convierte en un juego peligroso donde mi mente se resiente intensamente.

Un dolor tan fuerte en la cabeza que tan sólo puedo combatirlo con el silencio y la oscuridad a mi alrededor. Desolador pero a la misma vez, reconfortante. Así, es como consigo dormir al monstruo que presiona mi mente hacia la locura infinita de las palabras que necesitan ser escuchadas.

Este fin de semana ha sido un ir y venir de conversaciones cogidas con alfileres y noches etílicas en las que sumergía todos los papeles que escribí a escondidas. Desde la primera noche, me acosté sabiendo lo inalcanzable que sería tanto como crecían mis ganas al verla sonreír.

Explosions In The Sky – Your Hand In Mine

Escrito en , , | Dejar un comentario

Regalos imposibles


Es imposible no ser feliz. Tengo la mejor persona de este mundo por amiga. Consigue que cumpleaños tras cumpleaños, llore con sus regalos. La espera siempre merece la pena si es tiempo patrocinado por Pintamonadas. Porque ahora tengo mi propio kit de "super heroína salvadora del mundo" y la tranquilidad de no volver a llegar tarde a mis citas.

Nancy SinatraBang Bang - My Baby Shot Me Down Album Version

Escrito en , | Dejar un comentario

Conferencia de quereres y tristezas

La niña de las sombras conectado.

- ¿Me quieres, pequeña?
- ¡¿Cómo?! ¡Pues claro!
- Sí, me refiero a que hay muchos 'quereres' diferentes.
- ¡Ah! Entiendo.
- Además, con lo hija de puta y difícil que soy. No llego a comprender cómo es que te aventuras y me dices "sí, te quiero".
- Ya sé que eres una hija de puta pero yo no puedo hacer nada acerca de eso. no sé, puedo sentir mil cosas a pesar de no ser correspondida y lo sabes.
- Vaya, es bonito.
- Pues es lo que hay ahora.
- Es difícil comprenderme a mi misma a veces y saber que es lo que quiero.
- Ya, supongo que no se puede estar indecisa toda la vida.
- Espero que no, mujer. Tampoco es un tema idóneo del que hablar por WhatsApp mientras tu coges apuntes y yo asisto a mis conferencias.
- Ya, no es buen momento.
- Aunque parezca muy egoísta me alegra saber que al menos hay alguien que me quiere. Eso me ayuda pero no quiero que estés triste.
- Jajaja, no estoy triste.
- Algún día saldré de dudas y me daré cuenta que las niñas malas sólo me han traído problemas y roto el corazón. Posiblemente, eres de las mejores tías que me he encontrado en esta vida.

La niña de las sombras última conexión 12:34

Escrito en , | Dejar un comentario

Me hago mayor [Parte I]

Me hago mayor de manera diferente. Al menos, tengo la certeza de estar yendo por el camino correcto. He rozado mi futuro sin moverme del presente. No voy a dejarlo escapar. Me he comprado unas zapatillas nuevas. Esto no termina hasta que yo no haya acabado.

P.D: Desde que he descubierto Tycho, no puedo parar de escucharlo. Saca la mejor de mis sonrisas.
Tycho – Hours

Escrito en , | Dejar un comentario

20 de octubre de 2011

Ayer, la imagen de Muamar el Gadafi bañado en sangre y semidesnudo daba la vuelta al mundo. Había muerto en su ciudad natal por atragantarse con un hueso de aceituna, un disparo en la sien o porque le rompieron el corazón cuando le dijeron que Alá son los padres. La cuestión es que el pueblo libio es libre y yo me alegro.

Por otro lado, los españoles irradiaban felicidad con el comunicado de la banda terrorista ETA y su cese "definitivo" en la lucha armada. Escépticos como yo, aguamos la fiesta y escribimos entrecomillada la palabra definitivo. Con el tiempo he aprendido que "del dicho al hecho hay mucho trecho".

Soñemos hoy lo que quizás mañana nos toque llorar. Soñemos al menos una décima de segundo y describamos a qué sabía la paz y felicidad que nos regalaron en forma de caramelo.

¡Qué te has olvidado de sentir!
¡Qué te has olvidado de vivir!

Tycho – PBS

Escrito en , | Dejar un comentario

Hilos invisibles y distancias apreciables

Quiero y no quiero escribirte. Borro y vuelvo a encadenar palabras con la coherencia perdida en alguna estación de Metro de cualquier ciudad.

Me duele la cabeza de pensarte en mi día a día y es que eres tan adictiva como perjudicial. A partes iguales, para no discutir porque aún no podemos.

Me hiptonizas y me haces arder en los peores de mis pensamientos. Te preguntarás cómo has conseguido remover todo ésto pero tu pícara sonrisa bien sabe de lo que hablo.

Escarbas sin pudor y encuentras lo que anhelas dejándolo más tarde abandonado en cualquier taza carente de posos con los que descifrar tu futuro incierto.

Hilos invisibles y distancias apreciables con la yema de los dedos me transportan a un escenario que nunca me terminó de convencer y que me transforma en una marioneta.

Odio y ternura se palpan en mi piel y a veces, huelen a humedad en un intento de recordar cuándo volverás a acariciarme con sus manos.

I'm From Barcelona – Treehouse

Escrito en , , | 2 Comentarios

Techos altos y suelos bajos


Cuando era pequeña me gustaba tumbarme en el suelo y estirar el brazo intentando tocar el techo. Si guiñaba un ojo podía coger entre mis dedos todo aquello que me propusiese. Me sentía enorme pudiendo atrapar lámparas, cuadros y otros objetos casi sin esfuerzo.

Hoy, vuelvo a estar tumbada en el suelo. La diferencia es que han pasado muchos años y no me siento tan grande como antaño. Pero sí, puedo seguir cogiendo cosas con tan sólo dos dedos. Por ejemplo, mi corazón. Aunque no hace falta que guiñe ningún ojo.

Kaki King – Yellowcake

Escrito en , , , , | Dejar un comentario

'Aguachirri' para dos, gracias.

- ¡Oye! ¡Qué no te he hecho ninguna proposición indecente!
- Estoy de acuerdo con éso.
-
¡Me he portado como una señorita!
- ¿Puedes escribirlo todo en una nota, por favor?
- ¿Para qué quieres que te lo escriba?
- Básicamente para recordar que ése fue el problema.
- ¿Cómo dices?
- Sí, perdimos demasiado el tiempo haciendo el 'monguer'.


Ivan Ferreiro – Toda la verdad (Directo)

Escrito en , , , | Dejar un comentario

Compro oro

El tío Richard está que se sube a las paredes con ésto de la crisis. Dice que los políticos le han empujado a la ruina. Ha tenido que cerrar su sex-shop. Ahora se dedica a repartir publicidad de compra-venta de oro en la calle Montera. Tía Marie, su mujer, también trabaja en la misma calle pero ella no vende oro precisamente.

Por cierto, el hombre de la fotografía es tío Richard y está orgulloso de sus frondosas patillas.

Yuksek – Always On The Run

Escrito en , , | Dejar un comentario

Blackberry, cadenas y retromonguers

Queridos contactos de Blackberry Messenger:

De acuerdo que hemos sufrido una caída del sistema en el día de ayer y la apreciada prolongación del cuerpo de algunos parecía sin vida. Pero no es momento para molestar a los otros contactos con estupideces de niños de 12 años. Hay vida despues del móvil.

¿Quién es tan gilipollas de pensar que Blackberry haría un comunicado así? No tengo palabras ni calificativos tanto para el comunicado como para las personas que con el miedo reflejado en su rostro envían como una marioneta el dichoso mensaje.

Por favor, hablamos de Blackberry. Una multinacional que cotiza en bolsa. En ningún momento, ésto es la tienda de alimentación de los chinos de tu barrio. ¿En qué momento se perdió la cordura? No comprendo en qué cabeza entra que una empresa de tal embergadura se dedique a enviar posibles cadenas como aviso corporativo.

Saturada es poco y es que en lo que llevo de día, y son las 10 y media de la mañana, ya he recibido 6 veces el dichoso mensaje sobre lo que informa la compañía. Teniendo en cuenta que dispongo de unos 43 contactos, no quiero saber qué puede pasar si recibo todos y cada uno de ellos. Espero tener gente coherente aún.

Ni corta ni perezosa y con la ira reflejada aún en mi cara, me he aventurado a mandar un mensaje de difusión a mis contactos:

"En lo que llevo de día y son las 10 de la mañana ya he recibido 5 veces la cadena sobre lo que informa Blackberry. No tengo miedo a que me corten el servicio ni a 20 años de mala suerte o sin sexo. Correré el riesgo. Gracias".

Me pregunto si lo siguiente será enviar una cadena con "tonto quién no lo envíe" o algo similar. En fin, como diría mi madre: "Marta en esta vida hay días tontos y tontos todos los días". ¡Qué gran verdad!

Escrito en , | Dejar un comentario

Espetos, sombrillas y chiringuitos


El lunes pasado mi madre me telefoneó para invitarme a ir a Ciudad Real y cuidar a Kiko, nuestro gato. Así, no dejarle solo pero me es imposible hacer de niñera. Tengo clase el lunes y martes en la facultad.

Hablar de mi gato es todo un tema de relevancia familiar. No hay ninguna duda, Kiko es el mimado de la familia y se le consiente casi todo menos salir por las noches y fumar dentro de casa.

Hace un rato, mis padres me han llamado para decirme que están de puente en Fuengirola. Los mismos que han estado en Ibiza en la inauguración de un local. Esta vez, se han marchado con unos amigos de Ciudad Real y llegaron ayer por la mañana a la ciudad malagueña.

Mister Moustache está contento porque se tirará todos estos días en la playa tomando el sol y como él dice "del agua al chiringuito a comer espetos". CSI Alicia que no es muy amiga del sol hará de las suyas devorando libros bajo la sombrilla a la espera de sus espetos.

Yo soy esa hija que piensa dónde quedaron las vacaciones familiares porque estoy en Madrid sin sombrilla ni chiringuitos y como no, sin espetos.

Joe Crepúsculo – El día de las medusas

Escrito en , , | Dejar un comentario

Andenes

Una sola mirada entre todas aquellas personas que esperaban al tren frente a mi. Dos personas paradas en el tiempo mientras el resto continúa con su vida de reloj.

Una mirada correspondida con miedo, dolor e incredulidad. Un sol en Gran Vía. Pocos en mi vida pero siempre el mismo catastrófico final. Ninguno como el primero. Lo juro. Impreso en muchos lugares de mi inimaginable ser.

De repente recordé que, a veces, estaba tan cerca que su respiración empañaba mis gafas y yo simplemente sonreía. Era feliz. Sus ojos miel me paralizaban pero esta mañana había tantos metros como años decidiendo no quererla.

Su mirada no habló. Su olvido había perdido la batalla. Yo seguía intacta y con un escalofrío entre las manos que se derramaría al meterlas en los bolsillos y volví a recordar cuando en mi primera Moleskine escribía:

"El silencio cubrió nuestros cuerpos, enmudeciendo nuestras palabras que tarde reaccionaron".

Emiliana Torrini – To Be Free

Escrito en , | 1 Comentario

Fundirse

Quise fundirme bajo el sol de Gran Vía. Una prolongación la una de la otra. Vivir eternamente en contacto y ser un solo cuerpo.

Un mismo corazón con dos pares de pulmones y bocas para besarse frenéticamente. Un te quiero compartido y no dividido. Una burbuja donde mantener intacto el amor profesado y nunca ensuaciado.

El único problema es que la suave brisa enfriaría por siempre las ganas de dos personas que el propio tiempo unió y jamás supieron quererse en condiciones saludables.

Silverstein – Burning Hearts

Escrito en , | Dejar un comentario

La vuelta a mi

Hoy hace tres meses que me despidieron de manera improcedente. Hoy hace tres meses que he vuelto a vivir. Hoy tengo algo grande que celebrar.

Al salir a la calle esta mañana siendo consciente del tiempo que ha pasado, lo que era y lo que soy ahora sentada en este vagón de Cercanías no he podido dejar de sonreír.

He retomado mi carrera después de tres años como 'universitaria-trabajadora' que pinta en la esfera de su reloj cuatro horas más de las estipuladas para poder respirar y comer sentada.

El despido me ha hecho correr más rápido. Ya no hay que arrastrar el 'trabajadora' por ningún lugar y por fin, puedo hacer todo aquello que jamás pensé por las tardes.

Mi primer trabajo ha durado 2 años y 11 meses. Me quedaba un mes para ser indefinida. Mi carrera son 5 años de los cuales sólo éste último pasará ante mis ojos y dejará un regusto asombroso en mi paladar.

Aún sigo emocionándome ligeramente cuando atardece, puedo hacer la compra o sentarme en un banco y ver pasar las horas con un libro entre las manos. ¿Absurdo? Para mi se llama tranquilidad y es que con un soplo puedo borrar las horas que una vez pinté.

Mi vida ha vuelto a mi y está feliz de volver a verme tanto como yo a ella.

Au Revoir Simone – Knight Of Wands

Escrito en , , | Dejar un comentario

Caminos


Dicen que todos los caminos llevan a Roma. Siempre he desconfiado de ello. Tengo la sensación de viajar en dirección contraria y el frío invierno está por llegar y Coruña no ayuda con sus temperaturas.

OH NO OH MY – Walking into Me

Escrito en , , , | Dejar un comentario

Podríamos

Torre de Hércules - A Coruña
Podríamos fingir que nos hemos conocido este verano.
Podríamos olvidar y volver a creer.
Podríamos.

Acid House Kings – Are We Lovers Or Are We Friends?

Escrito en , , , | Dejar un comentario

Proporcionalmente triste

Son las 8.19 de la mañana de un sábado soleado.
Vuelvo a casa arrastrando las zapatillas.
Mi sueño es proporcional a las reducidas ganas de echarte de menos.
Una putada pero no como otra cualquiera.

Noah And The Whale – 5 Years Time

Recuperado de agosto 2011.

Escrito en , | Dejar un comentario

Las guerras de cada uno

Bienvenida a tu último año de la carrera que decidiste cursar. Bienvenida al mundo de los becarios y como no, bienvenida a tu propia vida. Sí, esa que nunca pensaste que tenías.

Recuerda cuando en primaria pensabas que jamás llegarías tan lejos. Aquellos alumnos tan mayores parecían jugar en otra liga. Tu nunca creíste que lo alcanzarías.

Sólo quiero que mires al espejo y observes el reflejo idéntico de alguien parecido a ti, Marta. Sonríe, ¿verdad? Eres tú. No has fracasado. Respira y cuándo alguien te pregunte qué tal va todo, contesta que ganaste unas cuantas guerras.

Llegaste a aquellos cursos. Lo has logrado. Seguramente, hay niños que te observan de lejos pensando que jamás llegarán a estar en tu lugar.

Bombay Bicycle Club – How Can You Swallow So Much Sleep

Escrito en | 1 Comentario

Cerebro [Parte II]

Mi cabeza dice que es imposible alcanzarte,
que no es cuestión de altura.
Mi ojos no parpadean cuando te miran.
Mi cuerpo repite gestos de manera nerviosa.
Mi corazón se aturulla y ya no tengo edad para sobresaltos.

Antonio Flores – Anti Tu

Escrito en , | Dejar un comentario

Empanadilla de Mordor

Acabo de entrar en Facebook y me he encontrado un nuevo mensaje privado. Obviamente, dicha notificación no es motivo para dedicar unas líneas en mi blog pero lo cierto es que si no fuese por la mala hostia que me entra, pasaría del tema completamente y seguiría disfrutanto de mis últimos días de vacaciones.

No se cuántas veces he tenido que repetirle las cosas pero este mensaje privado es la gota que colma el vaso. La sutileza, la educación, las buenas formas y el intento de no ser tan directa hoy me importan una soberana mierda. Sí, así de sencillo, claro y para toda la familia.

No es amiga, colega o persona grata de la que me alegrarme al leer. Quizás por eso, me resulta más divertido hacer público mi última nota hacia este personaje que se hace llamar "Empanada de Bonito".
Olvídate de mi y déjame vivir en paz. No quiero saber nada de tu lamentable existencia porque no me interesa ni lo más mínimo tu vida. Te recomiendo ponerte en manos de un profesional porque esa obsesión que has ido retroalimentando tu sola no es ni cercana a la realidad. Estás enferma y me das asco.
Puedes leer el último párrafo cuántas veces necesites. Yo no voy a volver a malgastar mi tiempo intentando hacerte entender nada.

Escrito en , | 2 Comentarios

Cerebro [Parte I]

Mi memoria no puede ser más selectiva.
Está seguramente estropeada.
Lo he intentado varias veces.
No funciona como yo deseo.
Me gustaría olvidarme de cosas así.
No puedo.
Vivo con todo eso en mi cabeza.
Preguntas sin respuestas.
Intentos fallidos por comprender qué haces ahí.

Skream – Where You Should Be

Escrito en , | 1 Comentario

Autocombustión

Mi estado de embriaguez me inspira. Siempre lo hace. La locura está en escribir lo que se piensa y conseguir manteniendo la compostura de vuelta a casa con una cerveza en la mano y un móvil en la otra.

Creo que lo peor es ser consciente de que podría contar todas las verdades que me cuesta escribir. Podría hacerlo, si. Encauzarlas sin un entrelíneas arriesgado poniendo nombres y apellidos pero quizás ese es el principal problema y realmente no vale la pena.

El hecho de hacerme inaccesible a cierta parte del personal es lo único que me salva de mi propia autocombustión destructiva y generada por mis propias ganas por arder.

Donavon Frankenreiter – Your Heart

Escrito en | Dejar un comentario

Ella

Ella era especial. Lo sabía. Tenía esa esencia que respirábamos los demás. Destacaba en la oscuridad como quién lleva todo su cuerpo desnudo con pintura flúor. Ella era electricidad. Un suspiro con tan sólo pasar a su lado. Única e inalcanzable. Creo que si me hubiera mirado fijamente durante tres segundos más, me hubiese desmayado. Era tan jodidamente hermosa que no podía parar de imaginar a cuántos voltios sabrían sus besos.

Escrito en | Dejar un comentario

Sal, por la ventana


"Contando una historia más, escondidos de las sombras, vivir y olvidar a la vez son dos rutinas. Duérmete mi niña-luz. Escóndete de la noche. Deja el más allá y zambúllete en el mar de la tranquilidad. Sal, por la ventana de tu habitación. Vuela hasta Nueva York".

Ivan Ferreiro – N.Y.C.

Escrito en , | Dejar un comentario

Escaleras

Porque a veces, sin quererlo, el corazón se rompe y toca, de nuevo, subir todos los escalones. No puede ser tan difícil llegar arriba y mirar desde las alturas.

[...]

Lori Meyers – Esperando Nada

Escrito en , | Dejar un comentario

24 palos

Mañana es mi aniversario. En menos de 24 horas, habré cumplido la misma cifra en años. Curioso, ¿verdad? Lo cierto es que no. Sólo quería atestiguarme pero la verdad es que no tengo muchas ganas. Me voy a la calle a disfrutar de los últimos rayos de sol con 23 años.

Si algo he aprendido es que lo bueno que vendrá me sorprenderá y lo que no, no me decepcionará más. Me lo dijo alguien muy importante.

Feliz cumpleaños niña de las sombras.

Agnes Obel – Riverside

Escrito en | 1 Comentario

La incertidumbre de los cielos despejados

Me encantaba tumbarme en el césped y desperdiciar el tiempo imaginando formas imposibles en las nubes. Si, lo que lees. Me gustaba hacerlo sólo contigo. Ahora los cielos están despejados. Una gran incertidumbre que no agrede.

Platero Y Tu – Si Miro A Las Nubes

Escrito en , , | Dejar un comentario

Cuestión de metros


Las distancias importan.
Quién diga lo contrario miente.

Escrito en , | Dejar un comentario

Buen viaje

Miré el calendario y leí varias veces la misma anotación del día 28 de julio. El tiempo ha pasado rápido desde aquella tarde de crêpes y galettes burbujeantes. Recuerdo tu cara de asombro y nuestra mala orientación para llegar al lugar elegido.

Supongo que me hubiese gustado poder despedirme una -nueva- última vez. No se cuántos días pasarán hasta que nos volvamos a ver las caras pero supongo que me recordará a cierto día de noviembre en el decidimos saludarnos por primera vez.

Espero que tu nueva ausencia prolongada sea más liviana para ambas. Tengo grandes esperanzas de conseguir hablar más de un minuto y medio con sus pausas, risas e imágenes improvisadas correspondientes.

No se si descubriré nuevos lugares dónde arrancarte sonrisas a tu vuelta a Madrid pero mientras vives a más de 8500 kilómetros puedo intentar averiguarlo.


Buen viaje pequeña electrón.

Escrito en | Dejar un comentario

Amy Winehouse

Podría explotar en mil pedazos de mi propia incomprensión. Podría patearte el estómago sin más motivación que la de verte sangrar por la boca y boquear como un pez. Podría morir ahora que se ha puesto de moda con Amy Winehouse. Pero MTV no haría ningún programa especial sobre mi.

Yo no canto ni bailo sevillanas. Tampoco me caigo por los escenarios ni hago que las personas malgasten el dinero con entradas que servirán posteriormente para limpiarse el culo. Además, no escribo en revistas ni tengo un nombre de cierta repercusión social.

El fallo es que mis padres me educaron cuando era pequeña y debo haber salido lo suficientemente aburrida como para no tener un séquito de fans que suspiran por mi. También tengo estudios y eso seguro que tampoco ayuda.

Pero pese a todo lo dicho y de lo cual no me arrepiento, mi Facebook se llena de personas que han elegido la fotografía más decente de Amy Winehouse (sería de sus comienzos como cantante o de su primera comunión) porque claro, una con postillas, arañazos, la cara de otra y de vagabundeo máximo no parecen un buen referente de lo que muchos tajantemente afirman como artista.

Sin embargo, por más que mire lo único que veo es a una yonki idolatrada por cuántos bailaron meses atrás "Rehab" desconociendo el resto de canciones de un disco que sirvió para pintar pasos de cebra como aperitivo. Entiendo que está mal generalizar sobre todos los fans de la srta. Winehouse pero le pique a quién le pique, era una politoxicómana más.

Escrito en , | Dejar un comentario

Difuso

Su nombre me aturdía los sentidos. Recuerdos y más recuerdos. Nunca olvidados. Siempre escondidos. Sin embargo, hoy, parecía carecer de importancia. Aunque antes su nombre siempre iba acompañado con una sonrisa y una frase más que elocuente. Sus ojos eran un viejo recuerdo casi olvidado y algo que dejaba entrever las propias tristezas de una servidora.

Alba Molina – Summertime

Escrito en | Dejar un comentario

Insomnio

Nunca me gustaron las camas de matrimonio a medio llenar. Prefiero aquellas en las que sentir la respiración y por incómodo que sea, incluso dormir de lado. Odio las sábanas frías y últimamente, parece que hay demasiado flotando en este aire.

Supongo que me hace más feliz el hecho de reducir 120 vueltas en unos míseros y preciosos 90 suspiros somnolientos.
Yo no quiero domingos sin desayunos en la cama y las ventanas abiertas de par en par. ¿Qué es lo que quieres tú?

Mélanie LaurentJe connais

Escrito en | Dejar un comentario

Interrogantes

Alguna vez quise explicarme el mundo
pero el mundo era tan inexplicable
que le dejé el trabajo a los expertos
filósofos profetas sacerdotes
entendidos en ésta y otras vidas

yo mientras tanto permanezco inmóvil
en mi sala de espera viendo pájaros
y palomas y algunas golondrinas
no sé si son las mismas o son otras
pero le vienen bien a mi paciencia

a toda hora muestra la pantalla
guerras y presidentes asesinos
con la justicia como cachiporra
o como bomba esa lección de mierda
que se imparte en todas las masacres

que alguien diga por qué nos tocó este
pan nuestro de camelos y traiciones
karma de colmos y de disparates
oprimidos entre el belén y el óbito
vale decir entre la nada y nada.

"Existir todavía" de Mario Benedetti.

Escrito en | Dejar un comentario

Siempre Sol


Me gustaba andar de vuelta a casa tras dormir entre sábanas ajenas.
Hay cosas que nunca cambian. ¿Por qué deberían hacerlo?

Escrito en , | Dejar un comentario

El autoengaño pudo contigo

Lo impresionante es que no tengo muy claro lo que por mi mente pasa. El nerviosismo se posa cual pájaro que descansa en el hombro y me canta. Sí, palabras que medio dormida no encajan de ninguna manera y que despierta, siguen siendo tan extrañas en tu boca que no se muy bien que pensar.

Una mentira arriesgada. Una verdad desempolvada. Las dos anteriores son verdaderas. Elige tu explicación correcta.

Llené mi cupo de conversaciones pendientes hasta septiembre. Así que bromas a parte, por favor. No tengo ganas de enganches y posibles repescas. Tu realidad siempre dijiste que distaba mucho de la mía, ¿recuerdas? Todo ha cambiado a mejor o a peor. Lo importante es que lo hizo a mi favor.

Me alegra saber que esto no es una entrada frustrada más en mi blog. Tan sólo un intento de comprender la necesidad de hacerme consciente después de tanto tiempo.

Algún día deberás darme la razón. Lo sabes. Quizás como a los tontos o a regañadientes, pero aún así, te darás cuenta de ello.

Podremos empezar entonces de nuevo.

Radiohead – High And Dry

Escrito en | 1 Comentario

El corazón acristalado

La niña de mirada triste decidió meterse en la cama. Creía que se sentía mal porque no echaba de menos a quién un día tanto amó. Se preguntaba, una y otra vez, si ésto era el fin pero no hallaba respuesta alguna.

Soñaba con recomponer su destartalado corazón. Tantas veces, guardado en una caja de cartón bajo la cama. Así, pasaba sus días. Ése mismo que mantenía con vida dentro de un tarro de cristal sencillo.

Había dejado de sentir cuando se lo extirparon y al llegar el alba, ni el rocío de la mañana le provocaba un ligero escalofrío. Los atardeceres habían perdido su encanto y la aurora boreal ya no formaba parte de sus sueños.

Deseaba tanto sufrir como gritar furiosamente que amaba pero todo ello, quedó centenares de veces escrito sin jamás poder sentirlo.

Escrito en | Dejar un comentario

Autodestructiva

Soy de esas personas que vuelve sola a casa preguntándose porque sigue mascando el mismo sabor de chicle que le produce una y otra vez esa extraña sensación con matices a drama.

Supongo que soy del mismo material que aquellas que no se preguntan cuando terminarán en el suelo con el miedo reflejado en su cara. He observado la incapacidad de cerca y oído nítidamente sus susurros en mi oreja derecha.

Yo siempre soy de llegar y marcharse, acto seguido, sin tener claro que pueda hacer algo mejor que hablar.

I Blame Coco – Quicker

Escrito en , | Dejar un comentario

Hurtos selectivos

Ayer me sisaron las ganas de vivir pero no las de pensar. Me encontré con los bolsillos vacíos, la mochila llena de piedras y el pesar pisándome los talones de vuelta a casa.

Hubiese sido una coincidencia que un desconocido me hiciese el dichoso favor de arrebartarmelo todo. Algunas personas creen en los milagros pero yo deje de hacerlo. Supongo que aún me quedan cosas que zanjar.

Fernando Delgadillo – Entre Pairos Y Derivas

Escrito en | Dejar un comentario

Simulacro [Parte I]

Calle Fúcar, Madrid - 21.38 PM

Una chica camina mientras conversa tranquilamente por teléfono móvil.
"Está bien. Te dejaré intentarlo una última vez por los viejos tiempos. Tranquila, mujer. De verdad que todo saldrá bien. Espera, ¿cómo dices? No, no es necesario. Si, ya se que no quieres fallar. Tómatelo con calma. Debe quedar natural. ¿Estás preparada? Perfecto, hablamos mañana".
Colgó el teléfono y se quedó clavada en el suelo mirando fijamente la pantalla. Releyendo una y otra vez el nombre del otro interlocutor. Suspiró fuertemente, decidió guardarlo en el bolsillo y seguir su camino como si nada de aquella conversación le hubiese provocado tal escalofrío.

Escrito en | Dejar un comentario

Dos sílabas

Podría resumirlo en dos sílabas pero el hecho de no concretarlas nunca y tras una reflexión acerca de su colocación, descubren al intrépido personaje mis "entre líneas". Una auténtica realidad con la que golpearse de manera casi rutinaria hasta el fin de mis días.

Suerte con tus bonitas suposiciones.

Moon Duo – Mazes

Escrito en | Dejar un comentario

Zapatilleos de orgullo


Si al llegar a casa tus zapatillas se encuentran en estado semejante al de la mías (véase fotografía detenidamente). No le eches la culpa a tu estado lamentable sino a los zapatilleos en estado puro que te has pegado. Una fiesta es una fiesta, es lo que tiene. Víctimas acordonadas y toneladas de extrañas sustancias adheridas a la superficie sin contar con el barro y "aquello" que has podido pisar.

Mis zapatillas han sobrevivido al Orgullo 2011 en Plaza de España. Hoy, ya tienen su "moreno" de siempre. Manten la calma si al igual que yo eres un fan incondicional de los sneakers.

El consejo de la abuela Cañi: No te plantees lavarlas a mano, no funciona. La lavadora hace milagros. ¡Ojo! Prográmala en frío y quita los cordones. No tengas miedo.

Johnny Cash;Carl Perkins – High Heel Sneakers - Live

Escrito en , , | Dejar un comentario

Adicciones

Surgió de entre las multitudes nocturnas con la compostura perdida y la mirada aún interesante. Posiblemente, aún no sabíamos que jamás podríamos parar aquel día que se comenzaba a dibujar con los primeros rayos de sol. Invisible y como un fantasma se movía ante mis ojos. Yo observaba el vacío eterno sin pena ni gloria. Ni siquiera sabía de su existencia. Pero lo cierto es que hubiese sido mejor no enterarme. Vivir absurdamente ignorante pero feliz.

Sentada allí, observaba a mi alrededor y durante algo menos que un segundo, nos miramos. Fue tan rápido y fugaz que no tuvimos tiempo de respirarnos. Sentí miedo. Supe que me había enganchado en directo.

Those Dancing Days – I'll Be Yours

Escrito en | Dejar un comentario

Posibilidades arenosas

Soy de esas personas que roza la posibilidad sin saberlo en muchas ocasiones. Podría abrazarla y acariciarla. Sin embargo, la miro, sonrío e inconscientemente, la dejo escapar. Todo se convierte en arena que se precipita al suelo entre mis dedos y me paraliza una inseguridad que nunca se olvida mis manos.

Carla Bruni – La possibilité d'une île

Escrito en | Dejar un comentario

Oh oh oh ohhh!

Mis conocidos comentan que Britney Spears está acabada. Sus comienzos virginales la dejaron encasillada y su faceta de mujer "ligera de cascos" deja mucho que desear. Su reinvento no ha funcionado como ella misma pensó y es que raparse la cabeza marca un antes y un después en aquella que cantaba 'Baby one more time' como si le fuese la vida en ello.

Se precipitó al vacío. Estuvo acabada y es que su cara angelical poco tiene que decir frente a su nueva faceta (por decirlo de alguna manera). Aunque el hecho de que su nuevo single se haya convertido en lema-himno de los momentos 'GOA' que vivo, no es más que el comienzo de una fan incondicional a su triste mediocridad actual.

Britney Spears – Till The World Ends

P.D: Llevo todo el Orgullo con ella metida en la cabeza.

Escrito en | Dejar un comentario

Me gusta

Me gustan las tostadas con tomate y aceite. Me gusta el sol cuando estoy en la cama y me da los buenos días. Me gustan los domingos en pijama. Me gustan las miradas interminables. Me gusta el olor del césped recién cortado. Me gustan los besos lentos pero apasionados. Me gustan las caricias que me dejan dormida. Me gustan las sorpresas y las conversaciones que sorprenden. Me gustan los abrazos. Me gusta observar y descubrir. Me gusta andar sin motivo. Me gustan las mañanas. Me gusta dormir acompañada. Me gusta reír sin más. Me gustan las sonrisas. Pero tú, me encantas.

Paramore – Monster

Escrito en | Dejar un comentario

Lunes

Miro la pantalla fijamente. Siento un escalofrío. Me gustaría escribir pero mis manos tiemblan a medida que intento hacerlo. Sí, esa justa medida que nunca es la misma para todos los casos. En mi circunstancia, sirve para que me precipite sobre la tecla "Suprimir" al sentir la poca fuerza de mis propias palabras.

La necesidad de buscar en mi mente algo claro y conciso se reduce a la certeza de saber en qué día me encuentro y lo difíciles que son los lunes sin excepción alguna. Ni un día soleado tranquiliza a un lunes que amanece ni vale como excusa.

Tengo demasiado que escribir y miedo a lo de siempre.

Django Django – Storm

Escrito en | Dejar un comentario

Me sobran los motivos

A veces pienso que vivo sin tiempo. Mi blackberry sustituyó a mi ordenador y lo cierto es que paro poco para escribir líneas coherentes y poder publicarlas. Quizás por ello, haya dejado de hacerlo aunque parte de culpa también tengo con el vicio a nocturnear demasiado.

Digamos que estoy autocastigándome. Esta semana y la pasada, me dedico a ver películas en casa por la noche. Ponerme al día con títulos pendientes que siempre justifico con un bonito "no tuve tiempo" acompañado de una cara de circunstancias ensayada para múltiples ocasiones.

La cuestión es que me he despertado asombrosamente a las 7.30 de la mañana. No me lo creía ni yo misma. Se supone que no tendría porque haberlo hecho pero cansada de dar vueltas en la cama, abrí los ojos. Decidí ver una película. Así, de "mañaneo".

La elegida: Viola di Mare. La recomiendo. Una película italiana, subtitulada en castellano y que muchos tacharían como "película de temática". Etiquetas dentro o fuera, he encontrado dos motivos más por los que amar, si puedo aún más, Italia.

Mis tweets de esta mañana:
"Buenos días. Su nombre es Valeria Solarino, tiene 31 años, es italiana y uno de los motivos por los que amo su país. http://bit.ly/mzK2i0". Hace 29 minutos.

"RE Buenos días. Su nombre es Isabella Ragonese, tiene 30 años, es italiana y curiosamente, un nuevo motivo por el que emigrar. http://bit.ly/jkSAFi". Hace 23 minutos.
He dicho.

Escrito en | 1 Comentario

Coincidencias

Si las coincidencias no existiesen tus sueños no me recordarían los míos. Aún recuerdo el coche que un día se forjó en mi mente y el beso que me tatuó la nuca para siempre.

Ha sido difícil olvidar los días posteriores y mis múltiples intentos por escribir sobre ello. Parece que fue ayer cuando un tornado de nuevas sensaciones descolocaba toda mi cabeza. Desde el asiento de atrás, presenciaba el comienzo de mi propia locura y el final de tanta cordura artificial afincada en mi.

Han pasado muchos años desde que se abrió mi propia caja de Pandora, mi búsqueda de respuestas en frustradas lecturas a Freud y de aquel verdadero empujón para saber quién es, realmente, la niña de las sombras.

Escrito en , , | Dejar un comentario

Chin chin

Brindo por fines de semana como el pasado. Porque lo inesperado saca lo más salvaje que guardo y también, porque experimentar e improvisar siempre me ha gustado.

Imaginé muchas veces cómo sería poder volar y pese a no hacerlo, me sentí más cerca del cielo.

Maya Jane Coles – Humming Bird - Original Club

Escrito en | Dejar un comentario

Las cruces de mayo

Me he levantado muy agradecida de no tenerte en mi vida. Se que he sido un poco mal educada por no darte las gracias de tantas cruces que me has ido poniendo con el tiempo. No te preocupes, no me importan los motivos que tengas o hayas tenido.

Supongo que si todo lo achacas al "affaire" con la mujer que tu marcaste antes, haces divinamente. Me resulta curioso que, con ella, tu relación se mantenga intacta. Sí, cómo si no hubiese ocurrido nada pero sin rencores, querida amiga.

Me alegra saber que cuándo la miras a la cara, alguna vez debes recordarme y eso me hace muy feliz. Discúlpame si no soy de ir "meando" a las personas. Nadie pertenece a nadie.

Por todo ello, creo que es momento de pensar en cuántas "fichas" te han tirado -si eran ciertas- y terminaron en la cama de la habitación del al lado. Algunas se perdonan y otras no. A mí me tocó la china pero mejor así.

Pese a todo y con la educación y el respeto como principio fundamental, he decidido darte las gracias a mi manera por cada una de las crucecitas.

El consejo de la abuela Cañi: "Arrepentirse es de cobardes".

Envidia Kotxina - Daños Colaterales (YouTube)

Escrito en , | 1 Comentario

Bienvenida a la jungla

En menos de dos horas, bajarás de un tren que te hizo viajar a velocidades de vértigo. Tus ojos observarán otra ciudad. Volverás a los compases que el "tic tac" del reloj marcan tu propio paso. Viajarás bajo tierra. Pensarás que pierdes el tiempo. Y vivirás tan deprisa como el hecho de pronunciar la palabra "estrés".

En definitiva, volverás a la jungla que un día soñaste como hogar y que hoy, te guistaría mantener lejos.

Bienvenida a casa, niña de las sombras.

The High Numbers – I'm The Face

Escrito en , | Dejar un comentario

Letras de canciones

Que no somos iguales
dice la gente.
Que mi mundo y tu mundo
se van a perder.
Que yo soy un canalla
y tu eres decente.
Que dos seres distintos
no se pueden querer.
José Alfredo Jimenez – Vamonos (Remasterizado)

Escrito en | Dejar un comentario

La chica de mis sueños

Recuerdo que era 4 de julio de 2006 cuando escribí la siguiente anotación. A día de hoy, sigo sin encontrarla pero ha perdido la importancia que aquella revelación supuso ese despertar.
Has aparecido sin yo saber cómo, en mis sueños y sin mi permiso.
Y ahora, provocas en mí confusión y miedo.
Quiero volverte a ver, saber quién eres ...

Tan sólo recuerdo las palabras silenciosas con las que marcaste mi cuello.
Hoy, intento explicarte entre mis vagos recuerdos.

Quiero volverte a ver.
Averiguar quién eres.
Terminar con esta incertidumbre que me queda la piel.

Descubrir el nombre de la chica rubia que me atormenta por las noches mientras duermo. No te invité a mis sueños y sin embargo, osaste retarme con tu presencia. Me cuesta admitir que navego buscando respuestas que parecen no existir.

Me da miedo pensar que no volverás pero tampoco quiero sentir la necesidad de encontrarte justo ahí.

P.D: Te espero donde siempre.
Angus & Julia StoneBig Jet Plane - radio edit

Escrito en , | Dejar un comentario

Confesiones de "Geek-end" [Parte II]

Vivo a través de Internet la mayor parte del tiempo. Escucho podcasts de la emisora Radio Clásica de RNE. Alucino con Hypebeast y Abduzeedo. Me nutro de series a través de Series.Ly. Google es mi aceite multiusos para todas mis dudas y YouTube, la web de la esperanza cuando el aburrimiento me atrapa.

La poca información que recibo es a través de tweets que, en su gran mayoría, son sobre tecnología, actualidad de Apple, ocio, música de cualquier género, estados de amigos o retweets con algún tipo de importancia para él mismo o calificado como ingenioso. Facebook me mantiene en contacto con mis amigos y Tuenti murió semanas atrás.

He sido campusera durante cuatro años y sigo guardando mis acreditaciones con gran orgullo. Confío en las compras por Internet y Carrefour Online lo considero un gran invento. Me gusta la tecnología más que a un tonto un lápiz y ya tenía una PlayStation Portable en mis manos antes de que saliese a la venta en España.

Llámame geek, freak o yonki de las tecnologías. No me importa. Tengo vida más allá de la pantalla y eso, sólo unos pocos lo saben y comparten conmigo. Nos vemos en los bares.

Tokyo Police Club – Box

Escrito en | Dejar un comentario

Ojos que no ven ...

Podría restregarme los ojos un millón de veces esperando ver aquello con lo que tantas veces he soñado. Sin embargo, aprendí con el tiempo a quedarme con esas pequeñas cosas que, para muchos, dejan tanto que desear.

He dado tantos palos como los que he recibido pero eso no me excusa de mi mal hacer. Inconsciente o no, es una parte de mi que he olvidado con el paso del tiempo porque pese a no gustarme sigo viviendo sin arrepentirme.

Escrito en | Dejar un comentario

Oferta de empleo

Busco musa de perfil joven para desarrollo creativo propio. Trabajo no remunerado económicamente. Se valorará experiencia en turbiedades y dramas. Abstenerse, mujeres que superen los 60 años y/o no tengan dientes.
¿Interesada? No dudes en localizarme a través de Twitter o correo electrónico.

No es broma. Me he quedado sin creatividad.

Far East Movement – Like A G6

Escrito en | 2 Comentarios

La bifurcación del camino

He vivido durante mucho tiempo pensando en motivos que me consolasen y que respondiesen tantas preguntas que se quedaron en el aire. Navegaron a la deriva de la misma forma que lo hicieron aquellos besos y recuerdos robados.

Ahora que no nos queda nada y ya no se echarte de menos, te dejo marchar de mi mente. Porque soy sólo yo y lo único que puedo hacer es mejorar.

La Habitación Roja – Cajas tristes

Escrito en | Dejar un comentario

Una mirada


Me pregunto dónde se habrá marchado tanta belleza.
Ojalá algún día, mi hija sea tan odiosamente guapa como yo lo fui de pequeña.

Escrito en | Dejar un comentario

Confesiones de "Geek-end" [Parte I]

Me negaba a usar Twitter. Admito que en un principio, pensé que era complicado y un poco absurdo a partes iguales. Nada bueno podía salir de una red social donde Kiko Rivera y Belén Esteban tienen seguidores a doquier y escriben sus aventuras en el cuarto de baño con faltas de ortografía incluídas.

La vida de los famosos jamás me ha interesado. No soy fanática de ningún artista, cantante o bailaora de flamenco por muy folclórica que me ponga a veces. No leo la prensa y tampoco veo la televisión. Hago todo aquello que no tendría que hacer una futura periodista pero lo cierto es que vivo feliz desinformada en el centro de Madrid.

Creo que debí vender mi vocación por cuatro latas de cerveza fría en Malasaña y a uno o dos años de terminar la carrera, no recuerdo esa noche de lo ebria que tendría que ir. La resaca no me mató así que tampoco tuvo que ser tanto drama.

Hoy, pongo ojitos a Twitter y le dedico los mejores piropos que conozco. Mi Blackberry le hizo un hueco y por mi parte, sucumbí ante sus encantos. Lo reconozco públicamente.

Mi vida se ha convertido en 140 caracteres y es que lo bueno si es breve, dos veces bueno.

MYNC – MYNCDJ Is Our Twitter

Escrito en | Dejar un comentario

Tres botones

Quise cambiar y no supe por dónde empezar. Me dispuse a estudiar y las ideas se atropellaron unas a otras por salir. Si mi futuro depende de estos minúsculos cambios es algo que desconozco. Tampoco espero nada.

Desde hace un par de días, me replanteé la idea de seguir permaneciendo oculta en la propia sombra de mi blog. Soy consciente de las personas que tienen el privilegio de leerme y situarme en un rostro que se llama Marta Cañizares.

He cuidado que ninguna fotografía mía descubriese quién soy y que la niña de las sombras siga intacta como desde el primer día. Creando una imagen moldeada por cada una de las palabras que han recreado sus historias, mi vida entrelineada.

Quiero compartir un pedacito de sombra con aquellos que me leen habitualmente o de manera esporádica. En el fondo, formáis parte de mi y de esa motivación que se hizo presente cuando tuve ganas de abandonar. A todos vosotros, gracias.

A partir de ahora, tres nuevos botones que son parte de la niña de las sombras, de mi blog, de mi vida:


The Chemical Brothers – The Salmon Dance (Crookers 'Wow' Mix)

Escrito en | Dejar un comentario

Tu mar

Admito que me faltó el valor de surcar los mares hacia ti. Llámame cobarde, indecisa o simplemente, oportunista. La claridad con la que mi cabeza me habló, me dio el mismo miedo atroz que ser consciente de mi rotunda negación a cualquier tipo de buena intención en aquel lugar.

Nos mentimos muchas veces hablando de días tranquilos e incluso se nos llenó la boca con entrelíneas que ni siquiera eramos capaces de controlar. El autoengaño nos hubiese arrancado las ganas a oscuras y metido en un problema de sábanas revueltas a base de besos a quemarropa.

Si evité mi propia muerte o me quedé a las puertas de saborear la felicidad, es algo que me pregunto una y otra vez. El milagro de quedarme pegada al suelo de Madrid, me salvó. Aunque no me alegro de vivir con una espina.

Algo se revuelve en mi interior cuando te tengo frente a mí. Te miro. Me miras. Tu mar me salpica la cara y ganas la partida sin saberlo. Me cuesta mantenerte la mirada más que vivir en el caos. Me haces pequeña y yo siempre fui la que te sacó los colores.

¿Qué ha cambiado? No lo sé. Sin embargo, aquí tienes tu particular "tonto quién lo lea".

The Wave Pictures – Kiss Me

Escrito en | 1 Comentario

Rotuladores


Regalé mi alma un buen día. Nunca más volví a saber de ella. Creo que vive en Madrid y se acostumbró a las prisas. Prefiere moverse en autobús antes que en Metro y también, el silencio frente a una conversación llena de banalidades.
Tuve la necesidad de respirar profundamente pero no conseguí sentir nada y recordé palabras.
Necesitaba que le volviera el alma al cuerpo, pues se había dado cuenta de que sin alma no se podía vivir. Le decía que aunque al principio le había parecido muy agradable estar sin ella porque había dejado de sufrir, también había descubierto que sin ella había dejado de sentir. No quería vivir mas de esa manera, en esa levedad de cuerpo sin alma; necesitaba el peso de sus angustias y alegrías, con todas sus consecuencias.

De los amores negados (Ángela Becerra).

Escrito en | 2 Comentarios

Maldita sea

Volver a casa sola. Una, dos e incluso tres mil veces. Echar de menos. Vivir sabiendo que sólo tu amor propio te arropará por las noches. Pequeña ausencia que lo inunda todo y siempre te toca.
Solía hacer de las suyas mientras reía a carcajadas mientras yo la miraba hipnotizada. No había mayor presencia que la suya en mis ojos. De pronto, desapareció. Las sombras llegaron. Mis ojos aprendieron a sangrar.
Taio Cruz – Higher

Escrito en | Dejar un comentario

Experiencias fuertes

Si me gustasen las experiencias fuertes, me hubiese rapado el pelo al número 2 y quizás me hubiese teñido de verde flúor en la parte de atrás de un coche que va a 200 kilómetros por hora en una carretera secundaria.

Mientras, la conductora se haría un piercing en el clítoris y de fondo, se escucharía Doe Deer de Crystal Castles a un volumen ensordecedor a la vez que millones de fotografías Polaroid inmortalizarían el momento para porteriormente, terminar arrojadas por la ventanilla a su suerte.

La escena sería tan memorable y digna para el recuerdo que quién tuviese valor para negarlo, mentiría y tendríamos que cortarle los huevos para después colgarlos del retrovisor a modo de decoración.

Crystal Castles – Doe Deer

Escrito en | Dejar un comentario

¿Puedes?

Puedo estar arriba y luego caer. Puedo estar abajo y levantarme. Puedo lamerme las heridas una y otra vez. Puedo mantener la respiración pero no el equilibrio eterno. Puedo cerrar los ojos y seguir viendo el final del camino. Puedo pero no quiero. Quiero lo que no puedo. Vivo mirando alrededor. La nada me abraza y me pregunto dónde estás ahora que te necesito.

You Me At Six – Stay With Me

Escrito en , | Dejar un comentario

Mis letras al suelo

Cuando la idea de felicidad puedo tocarla con los dedos, no soy capaz de escribir. Quizás mi cabeza no tiene nada que objetar y la sonrisa que se dibuja en mi cara habla por si sola. Siento si mi ausencia se vuelve prolongada. Estaré viviendo a mi ritmo.

Sin Fang Bous – We Belong

Escrito en | 1 Comentario

Extraña sensación

Me encuentro en el Círculo de Bellas de Artes y soy la persona más joven en la cafetería. Me aventuraría a decir que la media ronda los 50 años y las canas ganan por goleada. Estoy sola, sentada frente a un café con hielo y un cuaderno que hace, a veces, de confidente.

Al otro lado de las cristaleras, Madrid se mueve deprisa y sin descanso. El estrés de meses pasados ha desaparecido de la misma manera que mi agotamiento por no conciliar bien el sueño. Aquí dentro, parece que estoy a salvo de la gran masa. Aunque tampoco tengo miedo.

No tengo dirección. Sólo pensamientos que se moldean al sol y estoy feliz. Radiante. Despreocupada. Animada con este cambio que vino con la idea de surcar de nuevo la ciudad pero a mayor velocidad.

Hacía tiempo que no me levantaba con la sensación de haber dormido 24 horas seguidas. Creo que es una de esas ocasiones en las que salir de debajo del nórdico no asusta.

Cut Copy – Need You Now

Escrito en | Dejar un comentario

Costanza

Me siento vacía como si en su maleta se llevase algo mío. Algo interno que hoy me hace respirar con dificultad. Miro su habitación y no la reconozco. Atrás quedaron nuestros cigarros e historias en pijama. Todo parece morir de la misma manera en la que yo lo vi nacer. No recuerdo como llegó a esta casa. Tampoco la ropa con la que por primera vez la vi pasar. Lo cierto es que se lleva a Italia demasiado de mi.

No puedo parar la tristeza que hoy tiendo al sol. No quiero escribir más. Sólo quiero estar allí. Tomando el aperitivo que tanta veces soñamos.

Ci vediamo presto, per favore.

Escrito en | Dejar un comentario

Lola

Llegó de madrugada arrasando todo lo que maleta encontraba a su paso. Su entrada no fue ni mucho menos triunfal y su castellano dejaba mucho que desear por aquel entonces.

Se llamaba Lola, vivía en la habitación cuatro y era francesa. Una chica rubia, alta, delgada y con un azul imposible de alcanzar pintado en sus ojos. Su belleza hipnotizaba tanto como su risa.

Fumaba Camel Light y nunca dejaba de sonreír. Pocas veces permanecía en casa pero su castellano mejoraba con cada conversación cruzada en una cocina que escuchó nuestros pensamientos más sinceros.

Desaparecía constantemente aunque siempre regresaba de manera fugaz. Vivía más fuera que dentro y es que aprendió a vivir en Madrid demasiado rápido.

Hace tres meses que se fue y que extrañamente, la echo de menos. Era asombrosamente enérgica y auténtica como para ser real. Ahora, se encuentra en Shangai continuando sus estudios.

Bonne chance :)

Escrito en , | Dejar un comentario

Estómagos vacíos II

Escrito en , , , , , | Dejar un comentario

Estómagos vacíos


La fotografía fue tomada en una de las playas que visité durante mis peripecias en Granada. Nunca supe que escribir sobre ella, pero siempre me gustó pescar. Quizás porque la paciencia es el éxito de cada captura. A veces, nunca llegarán pero las olas serenarán nuestras ganas de abandonar.
Mi cabeza dice que habrá muchos peces en el mar, pero no todos gustan de la misma manera. En la cantidad, no encontrarás las punzadas en el estómago. Busca la exclusividad de las dos palabras prohibidas. No tengas miedo por repetirlas una y otra vez. Son palabras. No pueden desgastarse.

Escrito en , , , , | Dejar un comentario

de guiones, preámbulos y muertes

Algunas personas piensan que la vida es un guión. Otras muchas que es un complejo preámbulo. Yo he llegado a la conclusión que es una larga espera hacia mi confusa, desconocida y desesperanzada muerte entre recuerdos que jamás volverán a nacer.

Estoy esperando que resurjan de nuevo. Me queda poca paciencia. Si muero, al menos sabré que no será por no haber esperado lo suficiente. Moriré sin encontrar aquello que anhelo entre nórdicos que estampan lo que nunca tuve.

The Weepies – World Spins Madly On

Escrito en | Dejar un comentario

Besos de papel

Entre apuntes y suspiros de agotamiento, las mentes comienzan a soñar despiertas. Se imaginan lugares y futuras promesas que cumplir. Se buscan excusas para no continuar con un calvario como son los exámenes y surgen conversaciones que quedan grabadas.
- ¿Sabes lo que deseo con más ganas? -dijo mientras se sentaba cómodamente-.
- No -contestó sin levantar la mirada del papel-.
- Quiero estar en París. Vivir en un ático, no demasiado grande y dedicarme a pintar y a escribir poesía.
- ¡Vaya! No lo esperaba -la respuesta le sorprendió mientras se subía ligeramente las gafas-.
- Quiero dedicarme a no hacer nada de todo esto. ¡Estoy cansada!
- ...
- Y tu, ¿qué deseas en estos momentos?
- ¿Lo que más deseo? -sopesó la pregunta-.
- Si.
- Ser pesada.
- ¿Cómo dices? ¿Pesada?
- Si, para que nadie me mueva a su antojo -se ruborizó al mentirle de esa manera pero sabía que era lo correcto- así no daré pasos en falso.
- ¿No quieres nada mejor? -volvió a preguntar arqueando su ceja izquierda-.
- ¿Ahora mismo? Creo que no.
- Pues no lo entiendo -comento mientras se acomodaba de nuevo frente a una respuesta que no comprendía del todo-.
- No importa, es una tontería.
Sabía que la conversación había finalizado. Que estaba a salvo pese a que había guardado palabras sinceras en un post-it que tiraría al acabar la noche. En aquella nota amarilla se podía leer su respuesta silenciada: "Permanecer callada para no decir que quiero besarte".

Escrito en , | 1 Comentario

El suspiro del Moro

Me hubiese gustado poder escribir todo lo que allí aconteció. Sin embargo, creo que puedo resumir mi fugaz viaje a partir de una leyenda que me contaron de camino a un bar donde las tapas hablan por si solas y el bolsillo siempre está contento.
Cuenta la leyenda que los Reyes Católicos arrebataron a Boabdil el Reino de Granada en 1942. Tanto el rey musulmán como todo su séquito tuvieron que abandonar la ciudad y quedaron recluidos en un pequeño señorío que se les concedió en las Alpujarras.

Durante la travesía, Boabdil no miró hacia atrás ni una sola vez. Sólo cuando se encontraba en la última colina desde donde podía divisar lo que había sido su reino, se detuvo. Observó lentamente y suspiró al ver su palacio por última vez. Acto seguido, rompió a llorar y su madre, firmemente, le dijo: "Llora, llora como mujer lo que no supiste defender como hombre".
Olvidé mi teléfono móvil y reloj en la maleta. Rocé la tranquilidad máxima y por un momento, recordé cómo era vivir sin ataduras absurdas y prisas. Escuché Melendi y no me desagradó. Me dejé acariciar por el sol invernal y de nuevo, me enamoró tanto como Granada.

Melendi – Canción de amor caducada

Escrito en , , | 1 Comentario

Desamores

Querido invierno en Madrid: he dejado de quererte. Sucedió sin más. Me enfrié con la misma velocidad que el termómetro y no pude evitarlo. Perdóname.

Hay otra en mi vida. Granada son esos 21º C que, ahora, me calientan el corazón y me alocan las ideas.

Radio Futura – Escuela De Calor

Escrito en , , , | Dejar un comentario

Buscador

Swedish Greys diseñado por Nordic Themepark y modificado por Marta Cañizares para "La niña de las sombras".